el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

domingo, 7 de febrero de 2010

ALIMENTOS Y SALUD


LA VITAMINA E, EL GRAN ANTIOXIDANTE


    Esta vitamina se acumula en el tejido adiposo o grasa, el hígado y el músculo y, en menor cantidad, en los órganos sexuales de ambos sexos. El isómero  (un compuesto con el mismo número y tipo de átomos)más común en la naturaleza es el alfa-tocoferol, que es el que lleva la vitamina E.

Aparte de ser vitamina es antioxidante, protege, entre otras cosas, de la oxidación de las membranas celulares de todo el organismo, especialmente, de las células del sistema nervioso, del sistema cardiovascular, los glóbulos  rojos y las células musculares y es importante su papel en las enfermedades degenerativas, sean de la clase que sean, especialmente las cardiovasculares y reumáticas..

El aporte adecuado de vitamina E, dados los complejos metabólicos del organismo, reduce la necesidad de  vitamina A y favorece la acción antioxidante de los beta-carotenos y de la vitamina C.  Aumenta la resistencia del sistema inmunológico, como se ha comprobado en numerosos ensayos clínicos, y una ingesta de dosis elevadas beneficia a la concepción y la capacidad reproductora de la mujer.  En el caso de los hombres activa los espermatozoides y mejora la calidad del semen....O sea, no hay peligro, si se ingiere con indicación acertada , de intoxicacióno o interacciones.

¿DÓNDE ESTÁ LA VITAMINA E?.

   Pues fundamentalmente en el aceite de oliva. Tomar  10 cucharadas diarias sería suficiente para aportar la necesidad del organismo de esta vitamina. También lo aportarían dos cucharadas de aceite de girasol o dos puñados de almendras o avellanas. Su falta no es normal, pero cuando se produce la avitaminosis se asocia con la destrucción de glóbulos rojos, degeneración muscular, trastornos de la reproduccion y neurológicos.

Así que acaparad el aceite de oliva que necesitéis y no le hagáis ascos. Es muy bueno además para proteger el estómago de agentes agresivos.

(Datos: consumer.com)

     

Etiquetas: , ,

4 comentarios:

Blogger ANRAFERA ha dicho...

Buena entrada...y como siempre muy interesante. Desde pequeño mi madre me habituó a estos dos productos y desde entonces, a dirario, en el desayuno no me falta el aceite de oliva y a media mañana tres o cutro nueces.Un cordial saludo

7 de febrero de 2010, 9:41  
Blogger Nela ha dicho...

En mi casa no se usa otro aceite que no sea el de oliva, asóq ue estoy a salvo. ¡gracias Meg!

7 de febrero de 2010, 10:50  
Blogger meg ha dicho...

Anra, pues estás bien protegido. Me alegro. Besos.

7 de febrero de 2010, 19:19  
Blogger meg ha dicho...

De nada Nela. Estarás a salvo mucho tiempo.Besazos.

7 de febrero de 2010, 19:26  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal