el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

martes, 2 de febrero de 2010

SALUD Y ALIMENTACIÓN



OJO CON LAS GOMINOLAS

Nulas en nutrición y peligrosas en azúcares y calorías.


   Son una de las  chuches o golosinas infantiles más vendidas. Hay caramelos de goma solos o rellenos, geles dulces,  dulces de regaliz, espumas dulces, de distintas marcas pero todos con parecida composición.

   Y esta composición es la que los hace no recomendables para la salud y la alimentación  infantil. Advertimos que TODAS  llevan a azúcares por encima del 40%, de los que más del 20% es sacarosa (azúcar común) y el 10% es glucosa..  En cuanto a los valores calóricos TODAS superan las 335 calorías y tienen por encima del 80%  de carbohidratos.. 

   En cuanto a los colorantes, los llevan todas, incluso los geles dulces  y algunos caramelos de goma llevan cuatro conservantes distintos y todos llevan un colorante artificial, el E-129 y el E-102, que son azoicos y poco saludables, pero están permitidos.

   Por tanto, empezad a hacer campaña en contra de las "chuches" y hacerla a favor de la fruta, del chocolate y del bocadillo de quesitos o de jamón, que es lo más sano en la alimentación infantil.

Y acostumbráos a decir: GOMINOLAS NO.



Etiquetas: ,

16 comentarios:

Anonymous Elisa ha dicho...

Hola Meg!
Ni por casualidad pruebo esas cosas :)
Cariños
Elisa

2 de febrero de 2010, 2:39  
Blogger meg ha dicho...

Elisa, de lo que se trata es de que no lasprueben los niños. Que se olviden de chuches ante un buen bocadillo de queso o chorizo.

2 de febrero de 2010, 2:45  
Anonymous Oscar ha dicho...

Pues a mi me encantan... me chiflan, podria comerme 2 kilos seguidos

2 de febrero de 2010, 8:03  
Blogger ANRAFERA ha dicho...

En mi casa estan prohibidas. Nunca me ha dado por degustar estos tipos de golosina e igualmente a mis hijos. Gracias por la información. Un cordial saludo.

2 de febrero de 2010, 14:00  
Blogger meg ha dicho...

Oscar, por eso estás a dieta, ¿no?. Je,je,je ;D

Un abrazo.

2 de febrero de 2010, 14:47  
Blogger meg ha dicho...

Ramon, Mis hijos también las tuvieron siempre prohibidas. Y menudas broncas se llevaron los abuelos cuando los veía con una porquería de ésas o con un simple caramelo en la mano.

Feliz día y un besazo.

2 de febrero de 2010, 14:49  
Blogger Carmelo ha dicho...

Meg, tus consejos son buenisimos, lo reconozco, pero no podemos comernos alguna de vez en cuando, please? ya se que no mucho cafe, k me encanta, ya se k no muchas gominolas, pero alguna, si verdad? please, please

Saludos, meg
Espero que te lo tomes a broma, Meg, porque ya sabes que intento seguir tus consejos, nunca mas naranja despues de cenar, jeje

2 de febrero de 2010, 16:22  
Anonymous unavistaalosenigmas.blogspot.com ha dicho...

a mi nunca me gustaron, no les encontraba el chiste ahora veo que no estaba lejos , saludos Meg

2 de febrero de 2010, 17:48  
Blogger meg ha dicho...

Carmelo, esto es como todo. Se puede probar de todo, lo que no se puede es crear adicciones. ¡Claro que te puedes tomar una gominola, y dos?. Y ¡claro que puedes tomar café!.- Uno o dos al día es muy bueno hasta para el corazón..- Hay que disfrutar con todo, Carmelo. La vida hay que gozarla.

Venga, cómete una gominola, hombre. Y luego recibe un besazo.

2 de febrero de 2010, 18:23  
Blogger meg ha dicho...

Enigmático, ya veo que te educaron bien. A mí tampoco, porque nunca me gustaron los caramelos.

Un saludo.

2 de febrero de 2010, 18:24  
Blogger Nerea ha dicho...

¡¡Jo, lo se, Meg, lo se, son malas, pero son taaaaaan ricaaaaas!! Yo la verdad es que tomo alguna chuche que otra de vez en cuando, pero si, tienes razon, es mejor el chocolate y los buenos bocatas de jamon y queso de toda la vida. ¡¡Besitos, hacia mil que no me pasaba por aqui!!

2 de febrero de 2010, 20:03  
Blogger meg ha dicho...

Te echaba de menos, Nerea. Y haces bien en tomar alguna de vez en cuando. Te digo lo mismo que a Carmelo. Una al año no hace daño. (Y a la semana tampoco). Pero lo que no hay es que abusar)... Un besazo y me alegro de que hayas vuelto

2 de febrero de 2010, 21:05  
Blogger Robert A. Larrainzar ha dicho...

Punto uno. Hoy me he zampado un tiramisú de postre en un restaurante. Exquisito.
Punto dos. Las gominolas son una adicción.
Punto tres. En el centro comercial donde curro hay un local de gominolas, y los compañeros de seguridad no hacen más zampar a todas horas. ..
Buaaa...
Un fuerte besote.

3 de febrero de 2010, 2:30  
Blogger meg ha dicho...

Robert, eso es mala suerte. O es que el destino te tiene marcado. Pues nada, hijo, disfruta el tiramisú y cómete de vez en cuando un puñado de gominolas, no te vaya a entrar unataque de ansiedad. (Que no sería raro).

Así que disfruta carpe diem, ya sabes.

Un besazo y toda mi solidaridad.

3 de febrero de 2010, 2:48  
Anonymous Juzgado666 ha dicho...

A mi me encantan las golosinas pero donde esté una tableta de chocolate mucho mejor, y si es chocolate puro ni te cuento. También prefiero antes de las golosinas los kinder bueno, mars y todo ese tipo de cosas xDD

Di no a las golosinas si al chocolate, porque en nuestro interior casi todos somos chocólicos.

4 de febrero de 2010, 15:44  
Blogger meg ha dicho...

Dí que sí, señor Juez nº 666. Donde esté el chocolate que se quiten las gominolas, los mars y los kinder.... Y sobre todo donde esté el negro. amarguete y sin azúcar que es el chocolate de verdad sin mixtificaciones de nada. (Mi cuñado diría sin "mariconadas", pero yo soy bien hablada).

Un besazo, señor juez y sea benévolo conmigo. Absuélvame de mi odio a las gominolas y chuches y de mi adiccion chocoólica..

5 de febrero de 2010, 1:04  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal