el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

domingo, 31 de enero de 2010

ALIMENTOS CON SOLERA


 EL CAFÉ  (II)

   Ya hemos contado cómo se descubrió el café y las leyendas árabes que surgieron en torno a ewsta bebida. Pero ¿quieren Vds. saber qué es la planta del café?.
  Pues es un arbusto de la familia de las rubiáceas, del génera coffea, popularmente llamado cafeto. Tiene hojas lustrosas y alargadas y sus flores se parecen a las del jazmín. Empieza a dar grano a los cinco años de plantación y permanece activa durante 25 años más.

Hay varias especies de café, las más difundidas  la coffea arabica, la liberica, la canephora o robusta, la blue mountain (exclusiva de Jamaica), la chanchamayo (exclusiva de Perú), la surinam, la bourbon, la moka excelsa, la santodomingo, la hamrar de Etiopía y la mysore de la India.

   Las bayas se recolectan con las manos y cuando el fruto ha madurado, salvo en Brasil, donde se recoge antes de que madure del todo para secarlos luego al sol. Los granos no deben tener más del 12% de humedad. El sabor y el olor característicos sólo aparece después de tostar el grano a 220º centígrados. La temnperatura, durante el tostado, se va elevando gradualmente hasta que el café libera diversos gases. Durante este proceso el grano aumenta en un 100% su tamaño y disminuye su peso alrededor de un 20%. Durante la torrefacción cambia su estructura química  y se producen proteínas y aceites esenciales como el cafeol, responsable de su aroma y su sabor.

   El siguiente proceso es la molienda que cambia aún más sus características iniciales.Una vez molido, pierde enseguida sus cualidades por lo que se envasa enseguida al vacío. La molienda tiene que ser controlada constantemente: si sale demasiado fino varíará su sabor; si demasiado gruesop, el agua no conseguirá extraer todo su aroma y su sabor.

    La cafeína.- Es un alcaloide - la tri-metil-xantina- en forma de polvo cristalino, blanco y brillante, que también existe en el cacao, en el té y en las bebidas de cola, aunque en cantidades algo menores. Tomada con moderación estimula el sistema nervioso central, acelera la actividad cardíaca, dilata los vasos sanguíneos, mantiene la vigilia y favorece la secreción renal, o sea es diurético.
En el año 2000, científicos  británicos y japoneses han identificado los genes para codificar una enzima que cataliza  la biosíntesis de la cafeína. Basándose en este descubrimiento, la revista Nature  asegura que los genes podrían ser bloqueados de forma que no produzcan cafeína, la sustancia más conflictiva del café.

Os dejamos con un poco de música. La alegría que proporciona el café se ve reflejada en esta canción popular:

Etiquetas: , ,

16 comentarios:

Blogger Sarah ha dicho...

Soy adicta al café, me levanto pronto por las mañanas solo pensando en tomar café y me hago una cafetera de 6 enterita para mi, con una gota de leche.
¿Te he dicho que soy adicta?
Y lo difícil que resulta tomar un buen café (aromático, concentrado y cremoso) por algunas partes del mundo.
Ya pienso en el café de mañana...
Un saludote.

31 de enero de 2010, 0:42  
Blogger Liova ha dicho...

BENDITO CAFÉ! (Sobre todo por las mañanas para empezar con energía el día. Gloria Lasso me encanta, qué voz tan bella, qué timbre tan femenino. BESITOS Y SALUDITOS DESDE CÁCERES.

31 de enero de 2010, 0:55  
Blogger meg ha dicho...

Sarah, para mí esa cantidad sería demasiado. Me produce, en grandes cantidades, ardor de estómago, pero no puedo prescindir de él. Gfracias por tus palabras. Feliz fin de semana.

31 de enero de 2010, 2:25  
Blogger meg ha dicho...

Liova, un cafelito por las mañana oyendo a Gloria Lasso en esta canción o en cualquier otra como La malagueña o Extraños en elparaíso, da gusto. Buenas noches y feliz fin de semana.

31 de enero de 2010, 2:26  
Blogger Nela ha dicho...

Hay que ver loq ue he aprendido sobre el café y precisamente con una taza en la mano, porque soy de las que no se puede ir a dormir sin tomarse un café y leer un rato.
Besos
Nela

31 de enero de 2010, 3:33  
Blogger Onminayas ha dicho...

Sólo puedo entender la adicción al café desde mi propia adicción a la nicotina. Por lo demás nunca me ha gustado su sabor...

Besos, Meg.

31 de enero de 2010, 12:21  
Blogger meg ha dicho...

Nela tienes suerte o duermes poco. Porque yo tomo café a partir de las 6 de la tarde y no me duermo hasta bien alta la madrugada.

Ten en cuenta que la cafeína tarda en pasar a la sangre (que es cuando hace efecto enelcerebro) unas 2 a 3 horas. No tiene efecto inmediato. Por eso, si lo tomas antes de irte a dormir, a las 3 horas generalmente deberías despertarte.

Bueno, cada organismo es como es.Un besazos y que empieces bien la semana.

31 de enero de 2010, 14:28  
Blogger meg ha dicho...

Onmi, eres un mar de contradicciones. Si no te gusta el sabor, no lo bebas y en paz. Aunque es cierto que la cafeína crea adicción. Pero si no te gusta no habrás bebido tanto café como para volverte adicto. ¿O sí?.

Besazos.

31 de enero de 2010, 14:29  
Blogger Onminayas ha dicho...

Quizás no me he explicado bien: te digo que, como no me gusta, sólo puedo entender la adicción de los demás entendiendo la mía propia con la nicotica. Sólo bebí café hace muchos años, cuando estuve en la universidad... Pero el caso es que, curiosamente, encima de repugnarme el sabor (del café sólo, digo) me producía sueño. Sí... Ya sé que soy un tio raro: lo tengo más que asumido, jajajaja...

Besos, Meg.

31 de enero de 2010, 14:50  
Blogger meg ha dicho...

Onmi, ya me parecía a mí que no eras masoca. De todos modos, yo creo que la cafeína engancha pero no como la nicotina. Te lo digo yo que he tomado café por litros y he fumado como un carretero, y ahora ni bebo café ni fumo nada desde hace 9 años. O sea que puedo decir que ¡lo conseguí!.

Y hay personas que no les afecta la cafeína y el café les da sueño porque una tisana calentita siempre ayuda a dormir. ¡Qué suerte!.

Pero tú no tienes ese problema, je,je,je. Tienes otros: bajar de madrugada a buscar tabaco... :X.

31 de enero de 2010, 20:20  
Anonymous unjubilado ha dicho...

Antes era adicto al café, en la empresa me decían que mejor me lo inyectara en vena.
Pero ahora si me tomo uno al mediodía ya no duermo por la noche o lo hago a la hora de levantarme.
¿Por fa... un descafeinado, para acompañar el Tiramisú y unos churritos?

1 de febrero de 2010, 9:34  
Blogger ANRAFERA ha dicho...

Estupenda entrada. Gracias por toda la información que expones...y por este bonito video con una canción para el recuerdo. Saludos.
P.D.; Suelo tomar un café, solo, al día.

1 de febrero de 2010, 9:45  
Blogger meg ha dicho...

Jubi, ¿churros con el tiramisú?: ¿Estás loco?. Por favor, cada alimento tiene su momento. Y mezclar churros con tiramisú no es nada gourmand.

Es que con algunos de vosotros no puedo. Quiero convertiros en gourmets y no pueeedoo, no pueeedooo. A ver si lo consigo algún día: Jubi, café con churros para desayunar... Tiramisú con descafeinado de máquina (no de polvos) para merendar... Te sabrá mejor por la tarde que en la mañana que te levantas hambriento y te comerás medio pastel, para luego estar tomando bicabornato todo eldía. Ay,ay, estos golosos...

Bueno después de la riña, un besazo como un tiramisú grande de gordo. Y haz lo que quieras, mezcla los sabores que quieras y descubre nuevas sensaciones. Luego me las cuentas.

1 de febrero de 2010, 14:22  
Blogger meg ha dicho...

Pues con un solo café te bastará,. Ramón. Pero lo disfrutarás el doble. Y si lo acompañas de tiramisú,te sabrá aún mejor. Un besazo y gracias por tu visita casi diaria.

1 de febrero de 2010, 14:23  
Anonymous unjubilado ha dicho...

Te puedes creer que nunca jamás he sentido hambre? He podido estar un día entero sin comer y mientras el compañero me decía no aguanto más, a mí no me pasaba nada.
Sin embargo a la hora de comer repetía de todos los platos, excepto si era un buffet libre, que me reservaba para los postres y tenía que probarlos todos.
En la actualidad casi no tengo apetito.
Saludos

2 de febrero de 2010, 8:28  
Blogger meg ha dicho...

Jubi, seguramente eso es pasajero. Porque uno de los placeres que nos queda a los juubilados es precisamente saborear la buena mesa.

Que te animes. Y un besazo, colega.

2 de febrero de 2010, 14:57  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal