el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

jueves, 22 de octubre de 2009

UNA COPA PARA SOÑAR

DOM PERIGNON NUNCA LO SUPO

El piadoso benedictino Dom Perignon nunca supo lo que había descubierto en la abadía de Hautvilliers, cuando se atravesaba la frontera del 1.700. Nunca supo que lo que nació en sus alambiques sería el néctar de las estrellas, la fórmula del desahogo de la nostalgia, de la soledad, del desamor y de la desilusión, diluidos en el fondo de una copa estrecha y alta, para salpicar alegría a la vida, por perra que sea… En sus alambiques, el laborioso fraile de Hautvilliers consiguió el premio que le otorgan la felicidad, el amor, la compañía, el triunfo, los sueños cumplidos o, simplemente, la alegría recuperada. Consiguió, en definitiva, ese fanal transparente que conserva las estrellas sumergidas en alcohol y exhibe el tesoro del alma. Y donde se emborracha la luna de sol y crecen los duendes de espuma que llegan al alma por la nariz, haciendo cosquillas en la imaginación. Pero nunca lo supo...

Nunca supo Dom Perignon lo que sería su elixir de vida, conseguido allí en medio de la región de La Champagne que le dio su nombre. Un elixir que entraría en la eternidad y que suele inyectar alegría donde hay soledad o tristeza. Que se lo pregunten, si no, a Maurice Chevalier cuando desfilaba en “La parada del amor” o a la envidiada Michelle Pfeiffer cuando vivía la edad de la inocencia de los demás, ya superada en sí misma. O a Lady Chaterley mientras intentaba seducir a su jardinero. O a los siempre admirados y tímidos Premios Nobel, en medio del esplendor de la Corte sueca, después de recibir su galardón. O a Audrey Hepburn, que soñaba con desayunarse con ostras y champagne, antes de cumplir el rito de visitar los escaparates de Tiffany’s. Entonces esperaba a Georges que siempre se iba sin despedirse dejándola con un gato sin nombre, triste y azul, bajo la lluvia…

En Navidad dicen que todo el mundo goza en entrañable compañía. Eso dicen. Pero exista o no esa compañía, lo mejor es descorchar una botella, liberar a su genio de espumas, brindar con el elefante de porcelana, con el gato adormilado en el sofá o con la pared que tantas confidencias nos aguanta. Y recordar aquellos años jóvenes en los que no teníamos dinero para beber champagne, ni tiempo para soñar con diamantes ni un atisbo de futuro en medio de la más profunda depresión. Ahora vale la pena dejar escapar las estrellas encerradas en la botella, soñar con ríos en la luna, con diamantes en un marco de cristal donde siempre podamos verlos y con los años que han de venir. Que no siempre tienen que ser peores. Aunque lo diga Murphy en su código particular. Yo creo que Murphy nunca ha bebido champagne…

* * * * * * *


MIMOSA
Mitad de zumo de naranja y mitad de champagne. Verter directamente sobre la copa en que se ha de servir y adornar con cáscara de naranja cortada muy fina, bordeando el filo de la copa que ha de ser la clásica de champagne.
* * *

CHAM
PAGNE COBLER
Una sexta parte de Curaçao.- Cinco sextas partes de champagne.- Una cucharada de zumo de limón recién exprimido. Verter todo, por el orden indicado, en el vaso mezclador, remover y servir en copa baja con hielo picado y trocitos de fruta nadando en la bebida.
* * *

WORLD’S FAIR

La mitad de champagne y la mitad de whiskey “Southern Comfort” Se vierte directamente sobre vaso alto con hielo, en el orden indicado, y se adorna con corteza de naranja.

* * * * * * * *

Etiquetas: , , ,

2 comentarios:

Blogger Perikiyo ha dicho...

Esta entrada merece un brindis con champagne. Eso sí, sin fresas, que eso es una forma de estropear el champagne, y las fresas.
Saludos.

22 de octubre de 2009, 15:25  
Blogger meg ha dicho...

Pues tienes razón, Perikiyo. Pero hay gente pa tó, que decía el torero. Es como el buen vino con gaseosa. Hay quien al ver un buen vino en la mesa, pide una gaseosa para "rebajar" la graduación ...

22 de octubre de 2009, 20:31  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal