el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

lunes, 19 de octubre de 2009

HISTORIA DE LA GASTRONOMÍA

EL BAUTISMO DEL CAFÉ

   Cuenta la leyenda que al Papa Clemente  VII le llegaban constantes rumores y comentarios sobre una bebida negra que bebían muy frecuentemente los  musulmanes.  El Pontífice consideró que debía probar esa bebida  a pesar del consejo de sus cardenales, que insistían en que el café era una invención de Satán, una trampa del diablo  en la que los cristianos perdían el alma si caían en ella. Se apoyaban en que era bebida de musulmanes y, por tanto, viciosa. Para apoyar su tesis, los purpurados le advertían al Papa que el demonio había prohibido el vino a sus seguidores porque estaba santificado por Cristo. Y en sustitución le dio al hombre una diabólica bebida negra, llamada café.

   No obstante Clemente VII decidió probarla para saber con qué se enfrentaban. Se hizo servir una taza y, después de saborear la bebida, comentó: "Esta bebida de Satanás es tan deliciosa que sería una pena dejar que sean los infieles los únicos que la consuma exclusivamente. Vamos a fastidiar a Satán bautizándola y así la convertiremos en bebida cristiana".

   Y así ocurrió en la Roma del Siglo de Oro. Desde entonces, el café  fue permitido a los cristianos, que rivalizaron con los musulmanes en el consumo de esta bebida.

Etiquetas: , , ,

11 comentarios:

Blogger Raquel ha dicho...

... Y así fue como el diablo consiguió lo que quería XD

Gracias por tu comentario en mi blog.
¡Nos leemos!

19 de octubre de 2009, 12:29  
Blogger meg ha dicho...

A diario si puede ser. Gracias por tu visita Raquel

19 de octubre de 2009, 12:52  
Blogger Nikkita ha dicho...

Interesante entrada, con lo que me gusta el café!!.
Feliz semana.
Besos

19 de octubre de 2009, 13:53  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me están entrando unas ganas de aprender a cocinar....Enhorabuena por tus blogs, me acabo de enganchar.
Elizabeth Days

19 de octubre de 2009, 17:53  
Blogger Liova ha dicho...

El único café que tomo al día es en el desayuno. Curiosa leyenda. BESITOS Y SALUDITOS.

19 de octubre de 2009, 20:34  
Blogger Pablo ha dicho...

Meg, yo tomo muchísimo café, porque si no no hay forma de despertar, y un café, con un buen cigarrillo, es un placer, no sé si diábolico o no, pero un placer.
Gracias por tu comentario en herido en la batalla

19 de octubre de 2009, 20:39  
Blogger Perikiyo ha dicho...

Interesante leyenda.
Una ceremonia bautismal del café sería, cuanto menos, peculiar.
Si es que, sería muy Papa y muy todo, pero, donde esté un cafelito...

Saludos.

19 de octubre de 2009, 21:13  
Blogger meg ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

19 de octubre de 2009, 21:33  
Blogger meg ha dicho...

Liova, Elisabeth, Pablo, Perikiyo: ¡No me imaginaba el impacto de la anécdota del café!, Pues tengo más y tan divertidas como ésta. Y si a alguno le gusta el chocolate, también las hay.

19 de octubre de 2009, 21:34  
Anonymous Almudena ha dicho...

Gracias meg por tu visita a almadblues.blogspot.com y por tu comentario.
Me alegro también porque así he conocido el tuyo, y con él un sitio de cocina que es algo que me gusta. Ten seguro que te visitaré más de una vez.
Me gusta que hayas puesto la foto de la magnífica pila bautismal de Redecilla del Camino (la ví este verano haciendo el Camino de Santiago)
Te añado al mío
Besotes

20 de octubre de 2009, 21:07  
Blogger meg ha dicho...

Almudena, de ahí saqué la pila. Me encantó y sobre todo los dibujos tallados que son esotéricos.

Gracias por tu visita, y me encanta que te guste la cocina. Así podremos intercambiar trucos y recetas. Y me encanta tu blog. Yas lo tengo preparado para recomendarlo.

21 de octubre de 2009, 0:33  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal