el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

martes, 1 de diciembre de 2009

UNA COPA PARA SOÑAR



                  NOCHES QUE SABEN A CAÑA Y A RON.


   Antes que el ron fue la caña. La caña de azúcar que Alejandro Magno llevó hasta Egipto cuando la recibió de China. Aquella caña que, para los egipcios "daba miel sin que necesitara abejas". Llegó a las islas Azores, en medio del Atlántico, y Colón  la recogió para llevarla a las Indias con las que soñaba.  Dicen que cuentan que dicen que así llegó la caña de azúcar a América. Y que nadie sabe quién dio con la sencilla clave del refresco obtenido de su jugo, el guarapo, que se popularizaría por todo el Caribe. Y dicen que cuentan que la piña ya estaba allí colgando de unos árboles que llamaban ananás.

  El coco presentaba dos colores de agua y el ananás ofrecía su amarillo dorado y dulce bajo el copete de hojas carnosas y bellas que la coronaban, como el airón del casco de un soldado. El agua de coco puede ser de color blanco amarillento la más verde. De color blanco transparente la más madura.

   Mientras todos estos frutos maduraban en los árboles de las tierras que flotan en el Caribe, en tierra firme el jaguar hacia tiempo que se había escondido en las selvas inexpugnables, huyendo del hombre armado, y el cóndor estaba a punto de emprender el vuelo dejando al Imperio del Inca desprotegido en la agónica espera del regreso de Viracocha.  Quetzalcóalt  también se hacía esperar en el Imperio Azteca, donde Moctezuma había muerto asesinado por la vergüenza de haberle dado a beber la bebida de los dioses a aquel mortal que llegó en cisnes de agua con corazas emplumadas de bronce...

   Toda esta historia carga de sabor una bebida para tomar entre amigos en una noche tropical con sabor a mar: la Piña  Colada, en la que se hermanan la piña,  el coco y el ron en un blanco brebaje que, con los siglos, refinó las mezclas alcohólicas que hacían los piratas en la mar.  Y la bebida con el tiempo se volvió seductora, elegante y cariñosa, concentrando el sabor del Caribe en una copa que hay que beber con amigos. O incluso con una dama distante a la que se acaba seduciendo...

                                                  **************************************

PIÑA COLADA

   Dos quintos de crema de coco (elagua del coco triturada con un poco de pulpa).- Dos quintos de zumo de piña.- Un quinto de ron blanco.- Verter todo en la licuadora con hielo picado y mezclar unos segundos. Servir en copa grande, en vaso largo  o en la misma piña vaciada, con un cuarto de rodaja de piña o un trozo de coco adornando el borde y una paja larga.

   Esta bebida fue creada, al parecer, por un barman de Puerto Rico, Ramon Marero, que trabajaba en el Hotel Caribe Milton de San Juan. Obsesionado con la idea de crear una bebida con productos genuinos de la tierra, se pasó meses mezclando cientos de combinaciones hasta que, en1954, consiguió lo que quería: la Piña Colada, con sabor caribeño.Veinticinco años después la bebida fue proclamada  "bebida nacional" de Puerto Rico. Y cuando ya ha transcurrido más de medio siglo desde su creación, el brebaje de Ramón Marrero se ha internacionalizado haciéndole famoso en el mundo de  la coctelería. Pero nunca registró la bebida a su nombre...
  
    Para conseguir la Piña Colada original, el jugo de coco tiene que ser maduro, para que no sea difícil triturar la pulpa.









Etiquetas: , , ,

6 comentarios:

Blogger Memiliano ha dicho...

Alejandro Magno me sigue sorprendiendo.. jeje
No tenía idea que era la bebida nacional de Puerto Rico, dato llamativo...
A mi me encanta realmente, pero me empalaga enseguida. Lo bueno de la piña colada es que a (casi) cualquier trago que le pongas un poco queda bien...

Con las recetas de comida no tengo mucha idea, pero esto ya es otra historia... jajaja

Saludos!!
(No me olvido que me debes un mail Meg ;) jaja)

1 de diciembre de 2009, 23:09  
Blogger meg ha dicho...

Cierto Memiliano: te debo un mail. Pero he estado liada estos días y no he podido contestar apenas el correo. Pero te prometo que ya estoy un poco más desahogada y te escribiré.

Y sobre el trago, ¿qué quieres que te diga?. A mí es de los que ´más me gustan por su suavidad. Y la verdad es que también vale para regar cualquier postre. Por ejemplo un helado de nata.

2 de diciembre de 2009, 0:35  
Anonymous Elisa ha dicho...

Qué lindo!
Todo me recuerda al Caribe, a las vacaciones...
Saludos
Elisa, Argentina

2 de diciembre de 2009, 11:04  
Blogger meg ha dicho...

Es que es una bebida para saborear frente a las aguas del Caribe, Elisa. Y sabrosona, como todo lo caribeño.

2 de diciembre de 2009, 15:08  
Blogger ANRAFERA ha dicho...

Buen artículo y excelente bebida. Saludos.

2 de diciembre de 2009, 16:43  
Blogger meg ha dicho...

Supongo que te gustará, Anra. Es sabrosa.

2 de diciembre de 2009, 21:52  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal