el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

lunes, 30 de noviembre de 2009

CURIOSIDADES DE LA HISTORIA




Este Osuna...


Mariano Téllez-Girón y Pimentel fue uno de los personajes más seductores y llamativos de la Historia de España del XIX. Duque de Osuna y de más de 68 títulos con 15 Grandezas de España, era uno de los nobles más acaudalados del país. Sus rentas llegaron a ser de más de cinco millones de pesetas , lo que le permitía renunciar a los 25.000 duros que le correspondían cuando fue nombrado embajador de España ante el Zar de todas las Rusias. 


Fue pues uno de los ocupantes más ilustres del Palacio de España, frente al puente de San Nicolás que cruza el Neva. Antes de llegar a la capital rusa, Osuna ya había dejado bien asentada su fama de "dandy" por toda Europa, emparejado a Baudelaire y a Talleyrand en París, a Lord Seymour o al Conde D'Orsay en Londres.


Una de las anécdotas más conocidas de tan curioso personaje fue la fastuosa cena que ofreció al Zar , después de haber asistido a una cena de gala en el Palacio Imperial invitado por los emperadores. En esa cena , la zarina lució una hermosísima capelina de zorro azul, rara y escasa especie de la estepa siberiana. El propio Osuna organizó el menú y el protocolo de la noche. Mandó servir una sopa de "sterlets", unas huevas de esturiones enanos muy difíciles de conseguir, y traer de la costa francesa del Mar del Norte cordero "pre-salé", o sea criado cerca del mar, de forma que su carne tiene un punto de salazón que la hace exquisita. (En la Patagonia argentina se puede degustar también esta variedad de cordero). De paso, se hizo traer también de París corbatas de última moda.



Pero lo más importante de aquella cena fue el atuendo de los lacayos que habían de recibir y servir a los invitados: todos ellos lucieron una capelina de zorro azul, como la que llevaba la zarina. Había ordenado  cazar todos los zorros azules de Siberia un mes antes. Ni que decir tiene el bochorno de la emperatriz al ver que los criados de Osuna lucían capelinas como la suya, que creía exclusiva.


Sobre esta cena circula una insistente leyenda que Antonio Marichalar, biógrafo del duque, desmiente en su obra "Riesgo y ventura del duque de Osuna": al término de la cena, la vajilla de oro en que se habían servido los distintos platos fue arrojada al río Neva, por orden del propio Téllez-Girón, quien alegó, para justificar su extravagancia, que "los nobles que sirven a Osuna no friegan platos"... Este rumor es incierto. Pero si non é vero é ben trovato dada la personalidad del noble más noble de todos los nobles de España. Cuando las noticias de esta cena y sus detalles llegaron a oídos de la emperatriz francesa, Eugenia de Montijo, (amor de juventud de Osuna), y de la reina Isabel II de España, cuando ambas merendaban juntas en un viaje de Eugenia a Madrid, ambas comentaron más o menos lo mismo, aludiendo a su título nobiliario con Grandeza de España: "Este Osuna... este Osuna es el Grande más Grande de España"...




("Los Reyes también comen".- E. González.- Ed. Kaydeda)





Etiquetas: , , , ,

12 comentarios:

Blogger Despe ha dicho...

impresionante! y bastante curioso el post , que bochorno habrá sentido la zarina jeje, te dejo saludos y que pases un buen Lunes

30 de noviembre de 2009, 3:02  
Blogger Amparo ha dicho...

pobre zarina pero sobretodo pobres zorros

un besazo guapa

30 de noviembre de 2009, 8:52  
Anonymous Oscar ha dicho...

Enorme, eso es clase y lo demas tonterias...

Todos los 'famosos' de cada epoca tienen sus cosas, sino mirar @Laesteban... XD

30 de noviembre de 2009, 12:33  
Blogger Yob ha dicho...

Tantas cosas curiosas trae consigo la historia. Me ha encantado tu blog, muy surtido y ameno. Te voy siguiendo.

Saludos.

30 de noviembre de 2009, 14:09  
Blogger meg ha dicho...

Yo, Despe, creo que lo hizo más por snobismo y, de paso, para fastidiar a los zares. Feliz lunes.

30 de noviembre de 2009, 15:02  
Blogger meg ha dicho...

Amparo, entonces no había especies protegidas. Hoy sería otra cosa.

30 de noviembre de 2009, 15:04  
Blogger meg ha dicho...

Olvídate de las belenes de hoy. La clase y el estilo no se aprenden. Se tienen, Oscar. Y Osuna las tenía por kilos.

30 de noviembre de 2009, 15:07  
Blogger meg ha dicho...

Gracias Yob por tu visita y por tus piropos. Nos visitaremos a menudo.

30 de noviembre de 2009, 15:08  
Anonymous Elisa ha dicho...

Curioso, curioso Meg
Saludos
Elisa

30 de noviembre de 2009, 15:14  
Blogger meg ha dicho...

Gracias Elisa. Fue un personaje curioso, como dices.

30 de noviembre de 2009, 16:14  
Blogger Perikiyo ha dicho...

Caray, con el Duque. Qué "mala leche" gastaba con la Zarina. Ji,ji.
A él le venía bien la frase "porque yo lo valgo".

Muy interesante esta entrada, Meg.

Besos.

30 de noviembre de 2009, 21:08  
Blogger meg ha dicho...

Y loi valía, Perikiyo. Es un personaje sumamente interesante este Osuna. Acabó enamorado de Eugenia de Montijo que nunca le hizo caso y fue su amor imposible. Ya contaré algo más de él en salopimienta.blogspot.com.

Saludos y feliz noche.

30 de noviembre de 2009, 23:50  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal