el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

sábado, 12 de noviembre de 2011

COMIENDO Y CANTANDO




VINO TINTO CON SIFON


   Me permito, hoy, el lujo y la licencia de traer hasta aquí un artículo de "Caius Apicius", el periodista gastronómico de la Agencia EFE que oculta su nombre siempre bajo el del gourmet romano, y que ha difundido por Internet a través de la Agencia.

    Hoy, el sifón resulta prehistórico y, casi se puede decir lo mismo del vino tinto con sifón. La gaseosa ha evolucionado más y ha incorporado a su fórmula habitual otros gustos y colores. En realidad la materia prima es agua y siempre se ha dicho que era negocio seguro todo lo que admitía el agua como elemento básico. El sifón contiene agua carbónica artificial, que sale a presión desde una botella especial y muy típica con llave reguladora. Su combinación con vino tinto, creada por Chicote, el barman madrileño, se convirtió en la bebida más popular de Madrid: el vino tinto con sifón.

   La gaseosa, por su parte, es una bebida refrescante, como es sabido, edulcorada, efervescente y sin alcohol. Alguna variedad suele tener el gusto un tanto ácido gracias al zumo de limón y siempre contiene azúcar, aparte del agua, naturalmente.



El calimocho

    Un calimocho no es más que la mezcla de vino tinto peleón,  o de baja c calidad, con un refresco de cola y hoy es muy popular entre los jóvenes.  No sólo en España: también en Latinoamérica se bebe este mejunje, que recibe muy distintos nombres. (Dib.: facebook.es)

   Mezclar vino con bebidas no alcohólicas es bastante viejo. El propio sacerdote oficiante de la Misa acaba mezclando vino con agua, actividad a la que, según los autores del Siglo de Oro -Quevedo, Lope, Cervantes...- eran muy aficionados los taberneros de la época.  "Si bebo vino aguado / berros me nacerán en el costado", dejó escrito Lope, el Fénix de los Ingenios.

   En los llamados felices años 20, época que muchos suelen confundir con la Belle Époque, que en realidad terminó con el estallido, en 1914, de la Primera Guerra Mundial, estuvo de moda un fox-trot cantado, especialmente, por la Chelito, famosa vedette de la época, llamado 'Vino tinto con sifón'; en él, la cantante describía al público y  las costumbres de los cabarets de la época, y proclamaba: "yo no sé pedir coñac / ni chartreuse, ni cointreau, ni champán: / ¡Vino tinto con sifón!".

    Cualquiera que haya disfrutado de las investigaciones del comisario Maigret, el inolvidable personaje de Georges Simenon, recordará que era frecuente que, por la mañana, entrase en una taberna y pidiese "un blanco con Vichy", la famosa agua gaseosa francesa. Con agua gaseosa, edulcorada o no, se ha mezclado el vino en España muchísimo tiempo; cuando yo era pequeña, a los niños, en casa, se les dejaba beber un vasito de gaseosa manchada por un poco de vino o de vinagre, que refescaba mucho en verano. Ya no: ahora se llama "tinto de verano" y se consume bastante.; hubo un tiempo en el que se le llamó "un Vargas", es decir, "un 'Vardepeñas' con gaseosa".


El rebujito
   Pero... Pocos vinos tendrán la categoría de los de Jerez, únicos en el mundo. Son obras de arte, lo que no impide que para apreciarlos haya que gustar de unos vinos un tanto especiales. Pero el Jerez tiene un prestigio universal... que en las ferias andaluzas parecen empeñados en arrojar por la borda. La bebida habitual en esas ferias, como en la universalmente conocida de Sevilla, era tradicionalmente la manzanilla, un vino fino  originario de la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda. Bueno: pues de unos años a esta parte, en esas fiestas la gente bebe un mejunje conocido como 'rebujito', que consiste en un tercio de manzanilla, o de fino jerezano, y dos tercios de gaseosa, tipo Sprite o 7 Up. Sin comentarios.

   Sin embargo, hay bebidas 'mixtas' que han acreditado su bondad. La sangría, por ejemplo,  compuesta básicamente de  vino tinto, diversas frutas, con cítricos en primer plano, y gaseosa... aunque hay fórmulas mucho más elaboradas y mucho más sofisticadas. O la madrileñísima 'clara', resultado de mezclar cerveza originalmente con gaseosa o limonada -la 'clara con limón'-, hoy casi siempre con gaseosa, una combinación que palia el amargor de la cerveza, elimina grados de alcohol y resulta refrescante. (Foto: wsw.taringa.net)

   En fin, yo, desde luego, si quiero que mi vino tenga carbónico apelaré al champaña. (o al vino tinto con sifón*). Nunca he probado ni un calimocho ni un rebujito... y me parece que, a estas alturas, voy a seguir sin hacerlo. Pero, claro: como dicen que dijo El Guerra, torero de finales del XIX, cuando le presentaron a Ortega y Gasset y le explicaron que era filósofo... "hay gente "pa tó".-  

Caius Apicius.- Ag. EFE

 Pues os dejo con la letra de esa canción de los años 40 que Caius Apicius cita en su artículo: "Vino tinto con sifón", y su interpretación  por  Lilian de Celis.

¿No habéis observado lo que pasa hoy/ de noche en los "soupers"?/ Van cuatro pollitos que no valen ná,/ la gracia está en los pies./ Con unos zapatos de charol cuarteaos,/ la flor en el ojal:/ si se acerca una gachí/ que le da por alternar,/ hay gachó que se desmaya/ si pide champán.// Yo no sé pedir coñac,/ ni chartrés, ni cuantró, ni champán./ ¡Vino tinto con sifón!/ Vaya usté al cabaret,/ vaya usté, verá usté lo que ve:/ ¡cómo bailan el fox trot!// Van unos abuelos a la Pompadour/ que gastan bisoñé/ y, aunque son más pelmas que Muley-Hafid,/ abillan el parné./ Agua de solares piden de beber,/ si acaso "pipermán"/ y no sabes lo que hacer/ si te sacan a bailar/ porque tienen la barriga/ como un sidecar.// (Refrán)//


Cargado por torreon100. -

(Dibujo sup.: cuple-copla.blogspot.com. Foto central: yumsugar.com))


 

Etiquetas: , , ,

2 comentarios:

Anonymous Pergolas ha dicho...

El Dios Baco nos asiste cada vez que tenemos la ocasión de deleitarnos con estas bebidas espirituosas.

16 de noviembre de 2011, 22:15  
Blogger meg ha dicho...

Pues que Baco nos siga asistiendo, y podamos descorchar alguna botella más de buen vino, Pergolas. Un saludo

17 de noviembre de 2011, 21:03  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal