el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

jueves, 12 de agosto de 2010

UNA COPA PARA SOÑAR




"GIN FIZZ" PARA UNA SONRISA

Fzzzz... Es el sonido de un cóctel alegre que guarda el secreto de la eterna juventud. Esa juventud que quedó prendida en los botones de la rebeca de Kim Novak, una tarde de "Pic nic", o en la melena de Gilda, mecida en las notas de un sensual bolero, o en la sonrisa de Natalie Wood sobre el esplendor de la hierba...
   Fzzzz... El sonido trae la nostalgia a los cuarentones que soñaban con un día de campo junto a Kim, con una conversación sobre la hierba con Natalie, o reir con Marylin al son del banjo o acariciar a Rita para quitarle el mal gusto de una bofetada.

    Ellas, las menos jóvenes, soñaban con la mirada de Gary Cooper  caminando el peligro  bajo el sol de mediodía. Las más jóvenes, con un beso de Newmann sobre un tejado de cinc caliente, donde seguramente sonarían fzzzz las gotas de sudor de un Marlon primitivo y violento, llegado en un tranvía desde la estación del deseo...

   Fzzzz.... Así, como suena el cóctel, mandábamos callar en el cine a los que no nos dejaban escuchar el alegato de Atticus Finch defendiendo a un ruiseñor loco, ni el "Amado mío" que susurraba Gilda en Montevideo  o la última frase de Johnny desesperado sin su fusil...

  Con tiempo, el fzzzz se convirtió en el sonido del "Gin Fizz" mientras sonreíamos a nuestro segundo novio (con el primero sólo bebíamos cócteles sin alcohol), con un vaso alto en la mano creyendo que la ginebra mezclada con la soda (ya no llamábamos sifón al agua con gas) nos estimulaba el corazón y nos convertía en adultos prematuros.

    FZZZZ... Es hoy el sonido de los recuerdos diluidos en burbujas, de las nostalgias de adolescencia, de las locuras de juventud... De todo aquello que nos provoca  una sonrisa suave salpicada con las burbujas rellenas de alcohol que nos hacen cosquillas en la memoria.
                        
                                                               * * * * * * * *

GIN FIZZ

   Dos terceras partes de ginebra, una tercera parte de zumo de limón, una cucharadita de azúcar y agua carbónica.

   En vaso mezclador se echa la ginebra, el zumo y el azúcar y se remueve bien con la cucharilla hasta disolver el azúcar. Se vierte en un vaso alto con dos cubos de hielo, y se termina de rellenar con soda removiendo la mezcla para que la mezcla aumente y burbujee.

    Existen algunas variantes de estas bebidas, como el "Golden Fizz" que lleva una yema de huevo incorporada y se bate en coctelera. O el "Tom Collins", que se elabora igual que el Gin Fizz, pero sustituyendo el azúcar por almíbar. Y también es una variante de este antiguo cóctel el "Gin Tonic", que sustituye el sifón por agua tónica.

Etiquetas: , , ,

4 comentarios:

Blogger Oskar ha dicho...

Tuuuuuu no bebas mas Gin Fizz que te veo borrosa

12 de agosto de 2010, 10:09  
Blogger meg ha dicho...

Bueno, así me ves más guapa. Como a la Sara Montiel, cuando le ponen la media de nylon en el objetivo. Borrosa guapa pero sin imperfecciones... Ea, tómate otro, anda. A ver si así me ves también delgada... Je,je...Y mañana será otro día (nefasto para tu cabeza, claro)..

Un besazo

12 de agosto de 2010, 20:47  
Blogger Perikiyo ha dicho...

No sólo es la receta de un cocktel. Es también un magnífico recorrido por un cine que ya no existe que, además, está escrito con muy, muy buena pluma.

Qué lujazo.

Besos.

12 de agosto de 2010, 21:29  
Blogger meg ha dicho...

Perikiyo, me has sacado los colores. Gracias por tu pirotpo y sobre todo por tu visita cariñosa. Ya sabes que me pierde el cine. O sea... (como escribiría Umbral).

Un beso fuerte y un paseo por Barataria que acabo de hacer.

12 de agosto de 2010, 21:35  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal