el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

miércoles, 28 de julio de 2010

LIBROS PARA SABOREAR



"LA COCINA DEL CID"

Miguel Ángel Almodóvar-  (Ed. Nowtilus)

  Es un estudio ameno y bien documentado sobre la cocina medieval de hace mil años y sus orígenes. Se sumerge en esa cocina entre batallas, monasterios y villanos, centrándose en la figura de Rodrigo Diaz de Vivar, y de sus esfuerzos en conseguir alimento para él y sus mesnadas durante el destierro a que fue condenado por Alfonso VI, tras el Juramento de Santa Gadea, al que va con doce de los suyos como séquito....


   Almodóvar recorre el Cantar del Mío Cid con lupa, buscando los momentos gastronómicos del poema: el convite del  rey moro en Medinaceli, el problema de una comprometida huelga de hambre a que se somete su enemigo  Ramon Berenguer II de Barcelona, ( "Non comeré un bocado por quanto ha en toda España"... El Cid intenta convencerle: "Comed, comde, d'este pan e beved d'este vino. Si lo que digo fiziereis, saldredes de cautivo..."...Al final, el conde barcelonés acaba comiendo y hasta alabando el condumio: "el sabor que dend é non será olbidado"...)

  El autor hace además un análisis de las tres culturas que convivían en España, y de las diferencias entre las cocinas árabe y judía y entre éstas y la cristiana. Recuerda que a unos les debemos la famosa adafina que generó la  olla podrida, y a los otros las albóndigas y el escabeche además del uso de las especias y finas hierbas.


   Y en medio de este ensayo histórico, recetas históricas del Medievo de las que se ha encontrado detalle: el plato que menciona Al-Razi en su obra, con jarrete de ternera. El almodrote de perdiz o de liebre, el ciervo en adobo, el salviate o torta de huevos, la atriya, el almidonado, los fartalejos. Sorprenden las recetas de pescado fresco (que era bastante difícil de consumir en el interior de la península) privativo sólo de los habitantes de la costa:  sardinas en caçuela, potaje de calamares y xibias o  rape agridulce, alimentos que no se asocian a la Edad Media por la ausencia de pesca de altura.

   En definitiva, un libro agradable de leer, interesante para intentar esos platos bien descritos en sus recetas y útil para tener en la biblioteca como fuente de información. Lo aconsejo.



Etiquetas: , ,

10 comentarios:

Blogger FRAN ha dicho...

Otro interesante libro que nos acerca a la historia por medio de la gastronomía, pues si cae en mis manos lo devorare...
Por cierto, pasate por el Crisol cuando puedas que tengo un regalo para ti.
Un abrazo.

28 de julio de 2010, 0:42  
Blogger Miguel Angel ha dicho...

Siempre es bienvenido un libro de esta temática. Lo buscaré.

28 de julio de 2010, 14:59  
Blogger meg ha dicho...

Fran, el libro es muy interesante. Lo encontrarás fácilmente. Un beso y enseguida voy a verte.

28 de julio de 2010, 20:09  
Blogger meg ha dicho...

Miguel Ángel, lo encontrarás en la sección de gastronomía de cualquier librería. Y deseo que te guste. Un beso

28 de julio de 2010, 20:10  
Blogger Im Chef ha dicho...

Definitivamente conseguiré este texto. Ya le tengo un espacio reservado en mi biblioteca gastronomica.

Gracias por la recomendacion Meg!

28 de julio de 2010, 21:02  
Blogger meg ha dicho...

De nada, Chef. Los que tenemos una buena biblioteca gastronómica, valoramos estos libros. ¿Verdad?. Un beso y gracias por la visita

28 de julio de 2010, 21:06  
Anonymous Cris ha dicho...

Gracias por la información sobre el libro, es muy interesante, cariños

29 de julio de 2010, 4:41  
Blogger meg ha dicho...

De nada Cris. Te parecerá más interesante cuando lo leas. UN beso

29 de julio de 2010, 10:21  
Blogger CreatiBea ha dicho...

Me lo apunto!!! Ufff tengo ya unos cuantos en cola, pero este tipo de libros me encantan.

Creo que lo voy a colar.

Besos

31 de julio de 2010, 2:10  
Blogger meg ha dicho...

Bea es un libro entretenido, donde aprendes historia más que cocina.Pero tiene unas recetas olvidadas ya que valen la pena.

Besos

31 de julio de 2010, 13:24  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal