el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

domingo, 1 de agosto de 2010

SALUD Y ALIMENTACIÓN




ALIMENTACIÓN Y MEDICINAS


     La medicación crónica y el hígado están oermanente relacionados, por lo que siempre conviene conocer  los alimentos que puedan interferir en el efecto de las medicinas sy en el funcionamiento del hígdo, que es el organo del cuerpo que filtra las toxinas químicas entre otras. Hay pacientes que deben tomar de por vida tiroxina, anticoagulantes, corticoides o medicamentos exigidos por afecciones cardíacas, glandulares, artríticas o biliares. Hay además medicamentos que se toman sin prescripcion médica alguna, y que pueden resultar muy dañinos, como el paracetamol. más tóxico para el hígado que otros analgésicos. Su uso frecuente puede alterar la función hepática. 

  Igualmente dañinos para el hígado pueden ser algunos complementos dietéticos y hierbas sanatorias, que pueden resultar tóxicas para este importante órgano.  Se calcula que el 10% de las hepatitis agudas y el 15 al 30% de las hepatitis fulminantes, se deben a efectos secundarios de los medicamentos.


   Cuando el hígado se encuentra sobrecargado avisa  con síntomas claros: prurito y picores en la piel, dolor de cabeza, fatiga, malestar digestivo con pérdida de apetito.Los  pacientes que ya padecían  alguna dolencia hepática como la hepatitis B o C por abuso del alcohol o por contagio, son más propicios a una hepatopatía tóxica causada por ciertos medicamentos o hierbas medicinales.

   Cuando un paciente se está medicando, es normal que las enzimas hepáticas -transaminasas GTP, AST y GOT- , estén en índices algo elevados. Pero unos índices muy elevados en estas tres enzimas denuncian una anormalidad preocupante  en el hígado. Es decir, la mala secrecón biliar no permite la eliminación de xenobióticos, medicamentos, pesticidas, metales acumulados en los alimentos, compuestos químicos... Esto hace indispensable una dieta depurativa frecuente:  cereales integrales, legumbres variadas, verduras verdes y blancas: acelga, espinacas, lechuga, puerro, coliflor, zanahoria; y alimentos cocinados al vapor, escaldados o asados al horno. Están contraindicados los fritos,  embutidos, quesos, azúcares, cafeína , alcohol, huevos fritos, mahonesas y salsas grasas y ahumados.  
   Las hierbas medicinales también afectan para bien o para mal al hígado: son nocivas  la borraja, cineraria, nomeolvides, hierba cana, senecio aúreo  (izquierda) y extractos de te verde. En cambio, sí son beneficiosas el diente de león, el cardo mariano (dcha.) y la alcachofa. Pero siempre bajo la supervisión médica, que además controlará la interacción de estos productos y del funcionamiento cotidiano del hígado.

(Fuente: consumer-eroski.es. Foto sup.: cedimcat.info. Dibujo central: cuidadoinfantil.net))

Etiquetas: ,

6 comentarios:

Anonymous Juan ha dicho...

Es muy interesante este post

1 de agosto de 2010, 2:18  
Blogger meg ha dicho...

Gracias Juan. Un saludo

1 de agosto de 2010, 12:43  
Blogger Antorelo ha dicho...

Orientador e interesante lo que has escrito, Meg.
Un abrazo.

1 de agosto de 2010, 19:39  
Blogger meg ha dicho...

Gracias Antorelo. Un abrazo y feliz semana.

1 de agosto de 2010, 19:44  
Blogger Laube ha dicho...

Interesante, Meg... Hay muchísimas cosas que pueden dañar el hígado y entre ellas también se encuentran muchos medicamentos para el colesterol.
Un besoteeeee

1 de agosto de 2010, 20:30  
Blogger meg ha dicho...

Sí, Laube.Por eso de vez en cuando hago estos llamamientos. Hay que cuidar el hígado, el corazón y el estómago, motors fundamentales.

UN beso

1 de agosto de 2010, 21:31  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal