el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

jueves, 12 de noviembre de 2009

COMIDA SALUDABLE




¿BÍFIDUS?... ¿OMEGA?...¿CASEI?...¿PROBIÓTICOS?

  Llega el invierno y empezamos a cambiar el régimen de comidas. Y a prepararnos contra los resfriados, la gripe y el frío. Y nos dicen que tomemos  bebidas contra el colesterol, contra la diabetes, contra... Pero ¿qué significa todo eso que compramos para proteger nuestro organismo?.


   Por ejemplo, ¿qué son los bífidus?. Pues son microorganismos del aparato digestivo que pertenecen, como los lactobacilos, al grupo de las bacterias buenas. Ayudan a sintetizar la lactosa, producen vitamina B, protegen la flora intestinal, ayudan a la evacuación y protegen del ataque de las "malas" bacterias.  Los tenemos en abundancia al nacer, pero los vamos perdiendo  por el estrés, la mala alimentación y las enfermedades. Por eso debemos incluirlos en nuestra dieta  en forma de lácteos fermentados como el yogur.

   Y ¿qué son los Omega 3?. Son grasa "buena". Las grasas son beneficiosas o perjudiciales según los ácidos que las componen. De las buenas, las más importantes son el Omega 3, especialmente beneficiosa para la mujer y su equilibrio hormonal. También ayudan a prevenir enfermedades  inflamatorias y a reducir el colesterol.  Se encuentra en el pescado azul. Pero se pueden tomar añadidos químicamente a otros productos como la leche.

  Y ¿los Lb.Casei?. Pues es otra de las bacterias "buenas" que se hallan en la leche fermentada. Estimulan el sistema inmunológico, por lo que nos ayudan a prevenir enfermedades producidas por el frío, es decir los catarros o la gripe.

   También tendemos a confundir los alimentos probióticos y los prebióticos. Pues bien, los mcroorganismos  vivos del intestino ayudan al sistema inmunológicos. Los alimentos probióticos  tienen Lactobacilos y Bífidus, presentes en todos los lácteos fermentados como el yogur o el kéfir.  Los prebióticos, en cambio, son sustancias funcionales,  como los carbohidratos, que ayudan a estimular las bacterias "buenas" del organismo.




Etiquetas: , ,

13 comentarios:

Blogger Nerea ha dicho...

Muy interesante esta entrada. Todos estos productos nos los promocionan en anuncios y nos sacan publireportajes sobre ellos, pero en el fondo, muchas veces ni siquera sabemos lo que son. Hay que saber lo uno toma, ¿No?

12 de noviembre de 2009, 8:11  
Anonymous Oscar ha dicho...

Yo no se si todas esas cosas son buenas o tan buenas como dicen. Hace años no las conocíamos y vivíamos igual, quizá mejor, yo creo que el problema no es tomar estos ácidos o bacterias, es llevar una vida mas tranquila y comer mejor..

Los científicos deberían profundizar mas, pero mucho mas sobre el tema

12 de noviembre de 2009, 10:41  
Blogger ANRAFERA ha dicho...

Gracias por este artículo. Muy interesante. Hay que saber bien que es lo que ingerimos, sus propiedades, beneficios...
Saludos.
http://www.ramonferrera.blogspot.com

12 de noviembre de 2009, 13:41  
Anonymous Elisa ha dicho...

Muy útil e interesante Meg.
El tema de los Omega 3 está bastante difundido en Argentina.
La foto del chiquitito un encanto
Saludos
Elisa

12 de noviembre de 2009, 19:19  
Blogger meg ha dicho...

Nerea, por eso doy algunos datos. Para saber qué comemos y por qué nos lo aconsejan .

De todos modos hemos vivido siempre sin estos añadidos alimenticios, y estamos como rosas...

12 de noviembre de 2009, 19:27  
Blogger meg ha dicho...

Oscarqueda mucho, efectivamente. Y en cuanto a lo que dices arriba te repito lo que le he dicho a Nerea: que efecgtivamente hemos vivido toda la vida sin componentes añadidos y estamos con una salud estupenda.

12 de noviembre de 2009, 19:29  
Blogger meg ha dicho...

Anra, me alegro de que te haya servido de información.

12 de noviembre de 2009, 19:29  
Blogger meg ha dicho...

Elisa, no sé cuánto tiempo llevais ahí con la moda del Omega3. Aquí surgió hace apenas un lustro y hasta ahora no sabíamos para qué servía, salvo lo que nos decían los anuncios.

12 de noviembre de 2009, 19:30  
Blogger PIRATA ha dicho...

Mil gracias Meg.
Estamos en contacto.
Agur.

12 de noviembre de 2009, 20:10  
Anonymous Gil de Luna ha dicho...

Muy util tu post, la verdad es que con el bombardeo de productos milagrosos que nos regala la tele ya no sabe uno que es de verdad y que es cuento.
Ahora ya se por donde va la casa.
Un saludo!!

12 de noviembre de 2009, 23:31  
Blogger Memiliano ha dicho...

Bueno, al fin me entero para qué servían... jeje

Aca en Argentina hay una empresa enorme La Serenisima (de Mastellone Hnos.) que a través de sus publicidades no solo intentan vender sus productos, sino además las bondades de Omega 3 y Lb. Casei... Nunca dicen concretamente para qué corno sirven, pero lo nombran y al parecer "cientificamente aceptado" por unos pocos tecnicismos la gente consume esos productos...


Por otra parte, no estuve posteando nada en mi blog porque me pasó algo en la mano derecha (no la podía mover del dolor) y escribir solo con la izquierda es una torutra... jeje
Voy a hacer un post sobre eso, ahora que ando un poco mejor...
Gracias por el comentario, nunca lo había visto de esa manera Meg

Besos y saludos!!

12 de noviembre de 2009, 23:35  
Blogger meg ha dicho...

De todos modos, Gil de Luna, tampoco te creas TODO lo que te dice la TV y la publicidad. La mitad son cuentos chinos que quieren meternos en la cabeza para volvernos más consumistas. Pero al menos, estos tienen una base científica.

13 de noviembre de 2009, 1:21  
Blogger meg ha dicho...

Memiliano, aquí en España todas las empresas lácteas tienen estos productos: El que no tiene leche con L Casei, tiene leche con Omega 3 o con Calcio añadido o lactobacilos especiales o con vitamina E y D añadidas... Para encontrar una leche semidesnatada y natural te cuesta trabajo en los hipermercados.

13 de noviembre de 2009, 1:23  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal