el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

TRUCOS DE COCINA




Trucos de cocina: HUEVOS


 * En invierno puedes escogerlos grandes, pero en verano escógelos pequeños. No es la mejor época de puesta para las gallinas y salen con la clara menos consistente. El truco está en escoger los más pequeños porque tendrán más yema y menos clara y, por tanto, estarán menos 'aguados'.

* Para que no se rompan al cocerlos, añade un chorrito de vinagre y una pizca de sal al agua de la cocción.


* Para separar las yemas de las claras, rómpelos sobre un colador y déjalo caer cuidadosamente. La clara se filtrará y caerá en el plato inferior y la yema se quedará en el colador, siempre y cuando no la rompas al cascar el huevo.

* Y si has mezclado en la nevera los huevos cocidos y los crudos, haz una prueba simplemente para diferenciarlos: colócalos sobre la encimera y gíralos con fuerza. Los cocidos girarán durante un rato, mientras que los crudos girarán con trabajo y se pararán enseguida. ¿El truco?. Que los cocidos tienen el peso repartido por igual.


* Si quieres montar una clara a punto de nieve, pónle una pizca de sal y bátela muy fuerte a mano con un tenedor o con las varillas.

Etiquetas: ,

6 comentarios:

Blogger Perikiyo ha dicho...

Lo del tamaño de los huevos en verano, es algo que desconocía por completo.
Lo tendré en cuenta en un futuro.

Gracias, Meg.

4 de noviembre de 2009, 22:55  
Blogger meg ha dicho...

Ya sabes que hay épocas para los alimentos bajas y altas. Los mejillones, por ejemplo, no deben de comerse durante la llamada marea roja, porque les provoca una toxina dañina, de la que se desprenden luego pasada la marea. Y el marisco, ya sabes: en los meses con erre.

5 de noviembre de 2009, 1:47  
Anonymous Oscar ha dicho...

Sobre todo al filtrarlos que no se os olvide poner el plato.

En mi casa el que cocina soy yo, y el otro día hice un pedazo de caldo para sopa, con pollito, huesos de jamón, apio, puerro, cebollita, etc etc y cuando lo fui a colar se me olvido poner la otra cazuela debajo y perdí la mitad... que cabeza la mía.

interesantes truquitos. Gracias meg

5 de noviembre de 2009, 12:29  
Blogger meg ha dicho...

Me he reído, de verdad, con tu peripecia. Qué pena de caldo, cabeza loca...

5 de noviembre de 2009, 15:18  
Anonymous sagitaire17 ha dicho...

Gracias Meg por estos trucos que no conocía.
Oscar,si puede consolarte,no eres el único a quién le pasa este tipo de cosas.¿Nunca te ocurrió poner a hervir agua,y después de un buen rato esperando,darte cuenta que no habías encendido el fuego?
Buen fin de semana.

7 de noviembre de 2009, 17:07  
Blogger meg ha dicho...

Sagitaire, no te preocupes que iré publicando más. Y lo de Oscar y su caldo no lo único, ya se lo dije. Tú esperando que hierva el agua sin fuego y yo esperando que se hiciera una dorada en el horno, que no había encendido.

O sea, que a todos nos pasa.

7 de noviembre de 2009, 19:25  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal