el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

martes, 10 de noviembre de 2009

UNA COPA PARA SOÑAR


¿QUIÉN ERA MARÍA LA SANGUINARIA?


   Cuando sostenemos un "Bloody Mary" en las manos acabamos preguntándonos quién era esa sanguinaria María que dio nombre al brebaje. Pensamos en la princesa Bathòry, que bebía sangre de doncellas para mantener eternamente una juventud imposible. Una bebida roja como este cóctel... Pero Bathöry se llamaba en realidad Elizabeth, no Mary...

O pensamos en aquella María, hija de Enrique VIII el "Barba Azul" y de Catalina de Aragón, amargada por el divorcio escandaloso de sus padres y que tan ferozmente persiguió a los protestantes a los que llegó a ejecutar en masa. Los ingleses la apodaron "Bloody Mary" y acabó abandonada hasta por su marido, el triste Felipe II de España, que con tanta sangre de protestante alrededor nunca tenía ganas de cumplir con sus deberes conyugales...


     Con un "Bloody Mary" en las manos, cualquier mujer puede sentirse una Tudor antes de ser  decapitada en la Torre de Londres por orden de su prima Elizabeth, otra Tudor...   Pero hay un pequeño desfase  en este sueño: la corte de Saint James no conocía aún el tomate, que tardaría años en venir desde la tierra del azteca, al otro lado del mar.

     En cambio sí lo conocía Raymond Chandler, que lo pone siempre en manos de su personaje favorito, Philippe Marlowe, que traspasó las fronteras de la fantasía para sepultar a su autor. Marlowe lo tomaba cada mañana que amanecía envuelto en la gran resaca por el abuso de los "Gimlet" con los que ahogaba su soledad cada noche. Y lo adornaba con una gran rama de apio fresco que, a cada mordisco, mojaba en el brebaje mientras pensaba cómo decirle "Adiós muñeca" a una rabiza traidora. La sanguinaria dama hecha líquido se convertía en su paliativo contra el dolor de cabeza. Porque el "Bloody Mary" tiene el secreto de borrar las secuelas de una noche de borrachera, haciendo olvidar el "yesterday" para poder ver mejor el "today."

   El mejor ambiente para un Bloody Mary será el que más se parezca al "Harry's Bar" de Nueva York, donde surgió la mezcla de la inspiración de un barman francés que luego llevó su exitosa bebida al original "Harry's Bar" de París. O el ambiente que llena de nostalgia  el "Yesterday" en las voces de Paul, Georges, John y Ringo. La mezcla del jugoso tomate azteca y el frío seco del vodka helado vuelven a surtir efecto y la cara recobra el color y la boca se enjuga venciendo las pastosidad. Y las neuronas vuelven a funcionar en virtud de una bebida con nombre de trágica mujer misteriosa que nadie sabe quién fue.

                                       ************************************************************

BLOODY MARY


   Tres cuartas partes de zumo de tomate.- Una cuarta parte de vodka helado.-Medio Limón recién exprimido.- Dos chorritos de Salsa Worcester.- Sal y pimienta.

   Se junta todo en vaso mezclador salvoel vodka, y se remueve con la varilla. Por último se añade el vodka y se vuelve a remover. Se sirve con un cubo de hielo flotando en vaso ancho y bajo, adornado con una ramita de apio blanco.

   Es uno de los cócteles más conocidos y solicitados por la clientela femenina en todo el mundo. Nació de la imaginación del barman Fernand Petit, en el "Harry's New York Bar", sucursal del local del mismo nombre abierto en Venecia por el escocés Harry MacElhone que luego creó sucursal en París, y cuyo éxito le llevó a Nueva York, donde superó en popularidad y clientela al veneciano ambiente donde surgió la bebida sangrienta...








Etiquetas: , , ,

20 comentarios:

Blogger Paulina ha dicho...

Me encanta saber la historia y origenes de las cosas... por eso nuestros blog tienen mucho en común!!! y me gusta mucho el bloody mary!!
Un abrazo Meg!!

10 de noviembre de 2009, 0:55  
Anonymous duendibcn ha dicho...

Curiosas historias envuelven al bloody mary.Lo mejor es que cada cual puede elegir la que le parezca, ya que nadie conoce el gran misterio de quién sería esa dama.
Gracias por hacer que me pierda un momento en la imaginación entre extraños personajes :)

10 de noviembre de 2009, 1:08  
Blogger meg ha dicho...

Gracias Paulina. Tus ánimos me alientan a seguir perfeccionándolo.

10 de noviembre de 2009, 1:56  
Blogger meg ha dicho...

Duendi, sólo pretendo eso: que cada cual sueñe la historia que le parezca, pero que sueñe. Gracias por tu comentario.

10 de noviembre de 2009, 1:57  
Anonymous Jubilada en Acción! ha dicho...

Leer este blog es todo un placer.

Ahora, cada vez que disfrute de un refrescante Bloody Mary recordaré esta historia y estoy segura que será un buen tema de conversación.

Gracias Meg

10 de noviembre de 2009, 2:33  
Blogger Nerea ha dicho...

Muy interesante la historia del Bloody Mary. Siempre lo habia relacionado con lo de Maria Tudor, muy intensa su historia con la de su hermana Elizabeth. No sabia que tambien tenia conexiones con la condesa de Bathory, de la que he hablado muy recientemente en mi blog. Muy chula la historia, aunque yo no bebo alcohol. ¡¡Besitoss!!

10 de noviembre de 2009, 7:59  
Blogger Nikkita ha dicho...

Hola meg, luego me paso a leer mas tranquilamente el post. Vengo a pedirte que pases por mi sitio a leer algo que quiero decirte.
Besos

10 de noviembre de 2009, 9:21  
Blogger ANRAFERA ha dicho...

Muy buen artículo. Interesante concocer las procedencias o raices de las cosas, en este caso de la famosa bebida Bloody Mary. Gracias por toda la información que nos expones. Saludos

10 de noviembre de 2009, 9:28  
Anonymous Elisa ha dicho...

Muy bueno!
Ahora, cada vez que me lo ofrezcan, voy a pensarlo mejor, jaja.
Saludos y buen martes Meg
Elisa

10 de noviembre de 2009, 10:46  
Blogger meg ha dicho...

Jubilada, colega, espero que tengas así tema de cotilleo con las demás amigas. Je, je ;-)

10 de noviembre de 2009, 14:05  
Blogger meg ha dicho...

Pues si no bebes alcohol, Nerea, prepáqralo sin vodka. Con todos los demás ingredientes. No será un simple zumo de tomate, sino algo más.

10 de noviembre de 2009, 14:06  
Blogger meg ha dicho...

Gracias, Nikita, y lo prometo.

10 de noviembre de 2009, 14:07  
Blogger meg ha dicho...

Ramón, me alegro de que os divierta y os interese. Es mi propósito.

10 de noviembre de 2009, 14:07  
Blogger meg ha dicho...

Elisa,hazte a la idea de que te has vuelto un poco vampira y estás bebiendo la sangre de tu enemigo... Y luego, como dice el refrán, siéntate a la puerta de tu casa y espera a verlo pasar... ;-))

10 de noviembre de 2009, 14:08  
Anonymous Andrea ha dicho...

Disfrute un monton tu publicacion sobre el Bloody Mary, ademas que bueno esta!! ;)

10 de noviembre de 2009, 16:32  
Blogger meg ha dicho...

Me alegro de que disfruteis. Es uno de mis propósitos... ¡Y sí que está bueno, bueno!.

10 de noviembre de 2009, 19:21  
Anonymous Oscar ha dicho...

Boody mary... que `peligro, cuantas cosas se pueden decir y hacer con una copa de boody Mary

10 de noviembre de 2009, 19:43  
Blogger meg ha dicho...

Fíjate, estas historias pretendo que os sirvan para conversar e imaginar... Cada cual la aplique como bien estime...

Gracias Oscar.

10 de noviembre de 2009, 20:06  
Anonymous Gil de Luna ha dicho...

Siempre supe lo que era pero nunca imagine lo que había tras el nombre. Gracias por ilustrarnos de forma tan amena. Un saludo!!

10 de noviembre de 2009, 22:46  
Blogger meg ha dicho...

Y sigue sin saberse qué hay tras el nombre. Lo que pasa es que yo he buscado posibles ambientes. Espero que te sugieran algo. Y gracias Gil de Luna por la visita Feliz noche.

11 de noviembre de 2009, 0:37  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal