el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

viernes, 27 de agosto de 2010

SALUD Y ALIMENTACION

   

COMER DESPACIO:

EL "SLOW FOOD", DE MODA.


   Hace más de 25 años, el sociólogo Carlo Petrini creó el movmiento de la comida lenta, fijándose enlas características del caracol.  Así creó el "slow food", en contraposición con la "fast food"  expandida por el mundo desde Norteamérica.  El origen de este movimiento era educar el gusto y encontrar el placer en la alimentación, que nada tiene que ver con la gula.  Lo mismo que se aprende a distinguir los colores o las notas musicales, se puede aprender a reconocer los distintos sabores y variedades de los alimentos.  Por tanto, el "Slow food"  no es cumplir con la obligacion o el trámite de alimentarse para vivir, sino hacer una pausa entre las obligaciones y encontrarnos con nosotros mismos para vivir un momento de gozo. Así descubriremos el sabor de un tomate de huerta, de un jamón bien criado o el sabor a mar de un buen pescado o un buen potaje.

Y sentado a la mesa, con mantel y cubiertos tradicionales, en contraposiciópn a los alimentos grasos y locales de "fast food", de mesas de plástico, cubiertos de plástico, vasos de plástico y salsas en sobres.


   Pero el movimiento "slow food" va más allá: intenta recuperar los sabores olvidados. Ha registrado ya más de 750 productos olvidados de distintos países de todo el mundo, entre ellos 62 de España. Se hace referencia a numerosos vegetales, cereales, frutas y legumbres, algunas especies de pescado, distintos quesos, vinos y licores tradicionales... 

¿Quién recuerda la forma y el sabor de una pamplina (dcha.)?. ¿Por qué nuestros jóvenes, sobre todo los urbanos, no saben lo que son las gachas o las migas?. ¿Quién se acuerda ya del sabor de esos pescaditos pequeños de todas clases que llamaban morralla?. Contempla incluso la recuperación de utensilios, cubiertos y componentes de las vajillas que hoy ni se usan.


  Y el movimiento tiene un tercer objetivo: motivar el cultivo sano y los alimentos naturales por encima de los precocinados, los potenciadores de sabores, y preservar la agricultura de productos nocivos.

  En definitiva, que la "slow food" pretende mantener los cultivos y los alimentos sanos y lejos de manipulaciones genéticas,  recuperar viejos sabores, permitirnos disfrutar de ellos y convencernos de que hay que tomarse la vida con más calma y disfrutar de los placeres que tenemos alrededor...

6 comentarios:

Anonymous Despe ha dicho...

ha sido un excelente articulo Meg,lo que promueve son cosas que por uno u otra cosa se han perdido con el tiempo la calma y la salud
un beso
Despe

27 de agosto de 2010, 17:51  
Blogger Laube ha dicho...

Bueno, pues yo me identifico muchísimo con esta filosofía de vida y alimentación. Comer bien, despacito, comidas sanas y de toda la vida...
Muy beuna entrada, Meg!
Un besote

28 de agosto de 2010, 19:06  
Blogger Perikiyo ha dicho...

Si el "Fast food" es tan malo, lo contrario debe ser buenísimo, por narices.
Acabo de escribir mi último relato en el blog, hasta Octubre.
Me voy de vacaciones, por fin.

Besos. Nos leemos en Octubre.

28 de agosto de 2010, 20:54  
Blogger Viena ha dicho...

Totalmente de acuerdo con el espíritu del (o la) slow food.
O nos ponemos las pilas a cocinar y comer de otra forma o vamos perdiendo tradiciones, ingredientes y sabores que como esas especies en peligro de extinción, es raro ya poder disfrutar.
Un abrazo.

29 de agosto de 2010, 16:09  
Anonymous Ague ha dicho...

Hola Meg,
encantada de haberme encontrado con tu blog,felicitaciones por tu post,yo me apunto a las slow comidas,desde luego vale la pena divulgarlo,hoy en día se come muy mal,yo siempre soy de as personas que intentan recuperar viejas comidas y populares,
nada aquí me tienes de seguidora y si te apetece quedás invitada apasar por el mio.
Un besito wuapísima.

29 de agosto de 2010, 21:24  
Blogger meg ha dicho...

DESPE: Gracias por tu elogio. Y sí, hay que divulgar huevas formas de comer y recuperar sabores perdidos. Un besazo.

LAUBE, Gracias por tu visita. Efectivamente, de eso se trata. De propagar la comida sana, sin prisas y recuperar el placer de saborear los bocados. Un beso

PERIKIYO,Gracias. Llegaste a una excelente conclusión . Visitaré tu blog por primera vez en 20 dás, porque yo acabo de volver de mis vacaciones. Así que disfruta y relájate. Un beso

VIENA, De eso se trata con este método: de no perder tradiciones, viejos sabores y viejos inredientes hoy olvidados. Gracias y un beso

AGUE, Bienvenida a este blog.Me he encontrado con esta agradable sorpresa al volver de mis vacaciones. No dudes que te visitaré en cuanto me ponga las pilas. Un abrazo.

4 de septiembre de 2010, 3:48  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal