el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

sábado, 12 de junio de 2010

UNA COPA PARA SOÑAR



"SALTAMONTES" EN LA SELVA

Sobre las doradas rocas del Yucatán, las Tres Culturas aztecas se unen en el verdor del "Grashoper", un saltamontes de extraño color que brilla  bajo los grandes ficus y cosquillea en el paladar. Mientras tanto, los tucanes brillan al sol que atraviesa la frondosidad amazónica y vuela el  quetzal sobre las piedras de la Antigua Guatemala.

   La menta concentra su savia para integrarse en el sagrado "cacahuatl" de los aztecas, la intocable bebida de los dioses de Moctezuma, que él mismo profanó ofreciéndola a un mortal llamado Hernán Cortés. Cuando apareció ante él vestido de serpiente emplumada con coraza de acero, el azteca no creía que fuera un hombre sino un dios. El mismísimo Quetzalcóatl, Dios de la Lluvia y de la Vida, que todos esperaban hacía lustros.  Pero no era el Dios de la Lluvia el que volvía al imperio en el año de la caña, como anunciaba la profecía. Ni era Huizlipotchli, el Dios de la Muerte, para aplacar la sed de venganza y sangre de su pueblo. Era un simple hombre blanco y mortal, que había bebido el cacao de los dioses que le ofreció Moctezuma...

   Así el hombre blanco conoció el chocolate, al que luego casaron con la vainilla y parió amoríos, ansiedades y deseos. Así nació luego este "saltamontes" que se mueve entre los dientes al que los barman, sacerdotes  del altar báquico, llamaron "Grashoper".

   Menta, cacao y nata cruzaron juntos el túnel del tiempo para bendecir nuestro paladar con la bebida de los dioses, de los enanmorados y de Yemayá, la señora de las aguas. Y sabe mejor bajo un baobab, escuchando el canto de un pájaro chogüí...
                                                          ***********************
GRASHOPER
    Una tercera parte de crema de menta, una tercera parte de cacao blanco y otra tercera parte de nata líquida.
   Agitar bien los tres ingredientes en la coctelera yservir en copa alta o en vaso estrecho y alto, adornado con una ramita de canela. El licor de cacao puede ser también de color chocolate, sino se dispone del blanco, ya que su sabor no varía significativamente.

(Foto superior: antihumanos.wordpress.com.- Foto inferior:bebidasycocteles.com .- )

Etiquetas: , , ,

7 comentarios:

Blogger Felix Casanova ha dicho...

Meg...

¡Pero bueno¡ que manera tan lida y hermosa de hacer un epílogo para un cóctel. Genial, y no menos agradable debe ser beberlo ;)

Un besote

12 de junio de 2010, 7:41  
Blogger Oskar ha dicho...

Yo voy a montar una Cocteleria....Estas contrata pero no te los bebas solo los vendemos.

12 de junio de 2010, 21:06  
Blogger ANRAFERA ha dicho...

Que interesante historia has expuesto como introducción a este delicioso cocktel. Felicitaciones. Feliz Domingo. Saludos

13 de junio de 2010, 11:02  
Blogger CreatiBea ha dicho...

El cóctel tiene una pinta estupenda, y la introducción genial como siempre.
Besos

PD: Nunca había oído esto del licor de cacao blanco. Espero encontrarlo sin problemas.

14 de junio de 2010, 0:20  
Blogger Cassiopeia ha dicho...

Me sigues matando... soy abstemia!

14 de junio de 2010, 1:49  
Blogger Rosemildo Sales Furtado ha dicho...

Olá Meg! Passando para agradecer pelo comentário deixado lá no Erase e dizer que adorei o texto, muito bem coordenado e bastante interessante. Parabéns!

Abraços e ótima semana.

Furtado.

15 de junio de 2010, 16:02  
Blogger meg ha dicho...

Félix:
Gracias. Te diré que es uno de los cócteles más sabrosos y mas flojitos. Me encanta que te encante. Un beso.

Oskar:
Cuenta conmigo para la coctelería. Pero se me da mejor la cosa de la vianda para acompañar el cóctel, buscando aperitivos originales. ;D
Nos forraremos... Un beso.

Ramon:
Eres un encanto de persona. Te gusta todo lo que escribo. Mal crítico serías de mis blogs, porque todo lo elogias. Te quiero. Un beso.

Bea:
Gracias por tu comentario. No tendrás dificultad en encontrar el licor de cacao blanco. En cualquier tienda de vinos, que ya sabes que ahora las hay exclusivamente de bebidas. O en El Corte Inglés, como todo. Un beso.

Casiopeia:
Me encanta hacer sufrir con buena comida y buena bebida. Eso despierta los sentidos. Un besazo.

Furtado:
Obrigado. Muchas gracias por tu comentario y tu visita desde tan lejos. Siempre bienvenido y un saludo.

23 de junio de 2010, 19:25  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal