el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

domingo, 18 de abril de 2010

RECETARIO


 FILLOAS GALLEGAS

    Sólo hace falta agua TEMPLADA (o sea, no demasiado caliente), medio kilo de harina,  dos huevos, levadura Royal (una pizca), un vasito pequeño de leche y sal. Y un trozo de manteca  para untar la sartén con cada filloa.

    Batir todos los ingredientes en el vaso de la batidora o en una jarra. Cuando hayáis conseguido un puré espeso y bien amalgamado sin grumos, calentar la sartén untándola por todas partes de manteca dejando que se derrita una pizca sobre su superficie. Verter de la jarra un chorrito de la masa sobre la sartén caliente y esparcidlo bien para conseguir un disco de masa muy fino. Dejar que se dore. Cuando empiece a levantarse por los extremos, dadle la vuelta con ayuda de una espátula y el movimiento de muñeca habitual. Dejad dorar por el otro extremo y dejad enfriar sobre un periódico o papel de cocina. Podéis amontonarlas una encima de otra para conservarlas hasta la hora de servir. Se pueden servir enrolladas sobre sí mismas y espolvoreadas de azúcar o, para los golosos, rellenas de mermelada, de miel o de natillas. Estarán más ricas si las bañáis con un chorrito de coñac o Cointreau y las flambeais un instante. Y para los perfeccionistas, bañadas de chocolate caliente.

Variante francesa: CRÊPES

     Se hacen con 250 gramos de harina, dos huevos, una cucharada de aceite, unas gotas de coñac, una cucharadita de azúcar, una pizca de sal, un vaso y medio de leche y agua a partes iguales.

    Se bate todo en la batidora y se vierte a cucharones sobre una sartén engrasada con mantequilla o manteca de cerdo. Deben quedar los discos más gruesos y pequeños que los de las filloas. Del tamaño de los de las empanadillas con medio dedo de grosor más o menos. Servir enteros rodeados de nata montada, de chocolate caliente o de caramelo.  O plegados y rellenos de crema pastelera, mermelada o miel. Si pensáis flambearlas para servir, no echéis a la masa las gotas de coñac.


Etiquetas: , ,

14 comentarios:

Blogger FRAN ha dicho...

He echo la filloas varias veces, la verdad es que están buenísimas tanto con algo dulce como con algo salado, como el queso por ejemplo.
Un Saludo.

18 de abril de 2010, 1:55  
Blogger ANRAFERA ha dicho...

Mi mujer suele hacer CRÊPES
. A mis hijos y a mí nos encantan, tanto con jamon york y queso, como acompañado de mermeladas. Las Filloas las he comida en varias ocasiones y me gustan mucho. Intentaré hacerlas siguiendo tus pasos. Gracias, meg. Felz Domingo

18 de abril de 2010, 9:38  
Blogger Andri Alba ha dicho...

Hola Meg, me encantan las crepes, mmmmmmmmmmm, deliciosas dulces o saldas, geniales.

Un abrazote de tol tamaño,

Andri

18 de abril de 2010, 10:39  
Anonymous Oskar ha dicho...

Hummmmmmmm voy hacerme unos CRÊPES.

18 de abril de 2010, 13:43  
Blogger meg ha dicho...

Es lo bueno que tienen las filloas, Fran: que las puedes comer con dulce y salado. Con queso de fundir están exquisitas. Un beso.

18 de abril de 2010, 14:10  
Blogger meg ha dicho...

Ramon, las filloas son tan fáciles como los crêpes. Ya verás como te salen. Y es verdad, como le he dicho a Fran: están tan buenos salados como dulces. Y solos con azúcar por encima también o flambeados con un poco de coñac. Mmmm

Un dulce saludo.

18 de abril de 2010, 14:11  
Blogger meg ha dicho...

Andri, me alegro de que te gusten Con lo fáciles que son...

Un beso

18 de abril de 2010, 14:12  
Blogger meg ha dicho...

Oskar, por lo menos invita ¿noooo?. Joée te doy la receta y te vas a hacertelos para tí solo. No vale.

Un beso flojito, que no te mereces más..

18 de abril de 2010, 14:13  
Blogger luna ha dicho...

Me encantan los crêpes!!! pero.. coñac echas?? yo nunca lo hice así!!!
probaré con tu receta!jejeje


besos

18 de abril de 2010, 19:16  
Blogger meg ha dicho...

Pues sí, Luna, le da un sabor muy especial. Pero si los vas a flambear luego, abstente de echárselo a la masa. Un beso.

18 de abril de 2010, 20:23  
Blogger Laube ha dicho...

Juasssssssssss... qué me gustan las filloas. Recuerdo cuando las comía para merendar, calentitas, y con miel, y para desayunar, frías y con un poco de chocolate caliente o con queso philadelphia. Ñam ñam... Cosa rica!

18 de abril de 2010, 21:05  
Blogger meg ha dicho...

Laube, es lo buenísimo que tienen: que las puedes comer solas, con dulce o con salado. Calientes o frías. Un beso y disfruta.

18 de abril de 2010, 21:23  
Anonymous Dominios .com.co ha dicho...

Me encantan lo crepes dulces y salados la receta esta buenisima quiero probar con los quesos como dicen algunos que comentan.

22 de abril de 2010, 20:33  
Blogger meg ha dicho...

Dominio, nada más los saques de la sartén, coloca una loncha de queso para fundir encima y dóblalos. Así con el calor de la filloa recien hecha se derrite un poco el queso. O si no, ponle queso de untar que los hay de todas clases y ciérrala como un canelon.

Anímate que bien faciles son de hacer. UN saludo

22 de abril de 2010, 21:46  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal