el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

viernes, 16 de abril de 2010

POESÍA EN LA COCINA



BANDOS DEL AVAPIÉS.

Fue el caso que cierto día
vi que entró en Casa de Pedro
el tabernero, y con él
Perdulario, el zapatero.
Detrás de ellos entré yo; 
piden de beber, bebieron;
piden pan, piden sardinas 
y, para postres, pimientos...
... Y morcillas rellenando
y taránganas friendo...

Don Ramón de la Cruz describía así el menú de unos manolos, los habitantes del barrio madrileño del Avapiés, derivado luego en el Lavapiés actual, que estaban mal considerados en el resto de Madrid, en contraposición con los chulapos, los gatos y los majos, según el barrio del que procedieran. El Avapiés  fue la antigua judería de Madrid.

La tarángana era una morcilla muy basta que comían las clases populares en toda España.  Era un embutido relleno de los recortes de matanza, huesos piel y algo de picadillo.

(Dibujo superior: revistamadridhistorico.com)

Etiquetas: ,

16 comentarios:

Blogger FRAN ha dicho...

Madrid es una ciudad con mucha Historia y muchas historias y ¿ quién mejor que tú para contarnoslas? Y encima con poesías, haces unos platos estupendos en este fogón, por eso dan ganas de repetir.
Un saludo.

16 de abril de 2010, 2:53  
Blogger freesiete ha dicho...

Je, je, pues según las cosas que hoy día nos hacen pasar por comida, a buen seguro que esa tarángana nos parecería una exquisitez si tuviésemos ocasión de probarla. Yo ahora mismo desayunaría una.
Saludos

16 de abril de 2010, 11:09  
Blogger Laube ha dicho...

Pues no tenía ni idea de que los habitantes de cada barrio de Madrid tuvieran un nombre!. De ahí vendrá lo de La Maja?. Anda que no nos falta por aprender...
Muy interesante. Tampoco sabía que antes se denominaba Avapiés y que fuera una judería.
Gracias Meg!!!!! Muy intereseante.
Un besoteeeeee

16 de abril de 2010, 12:22  
Blogger meg ha dicho...

Gracias Fran, me pones colorada. Pero me encanta que me lo digáis porque así sé que disfrutáis. Un beso y feliz finde.

16 de abril de 2010, 14:54  
Blogger meg ha dicho...

Siete, yo, sin tener datos fehacientes, lo asemejo al botillo leonés o al patorrilo riojano. Algo así. Pero embutido más fino. Estoy buscando la composición real de esta morcilla.

Un beso y feliz día

16 de abril de 2010, 14:55  
Blogger meg ha dicho...

Laube, otros dicen que lo de Lavapiés viene de más antiguo, de cuando era la judería, porque había una fuente frente a la Sinagoga, levantada donde hoy hay una iglesia pequeñita, y los fieles se lavaban los pies antes de entrar en el templo. De ahí, según algunos viene el nombre. Pero no hay forma de que nadie lo aclare, ni Mesonero Romanos ni ningún otro autor autorizado.

Bueno iré contando otras tradiciones de Madrid, si tanto os gustan. Y de algunas otras partes de España.

UN beso y feliz dia.

16 de abril de 2010, 14:59  
Blogger Perikiyo ha dicho...

Y yo que pensaba que ese barrio se había llamado siempre "Lavapies".

Por cierto, yo nunca comería pimientos de postre.

Feliz fin de semana, Meg.

Besos.

16 de abril de 2010, 23:48  
Blogger meg ha dicho...

Pues la verdad es que siempre ha sido su nombre. Pero hubo una época que se decía como Ramon de la Cruz lo ha escrito en el título. Supongo que para borrar el recuerdo de los judíos que se lavaban los pies antes de entrar en la Sinagoga...

Y en cuanto a los pimientos, pues hoy no se tomarían nunca. Pero en aquella época se dejaba lo menos fuerte para el final, como comida postrera. De ahí lo de "postre", después de ... En el medievo el postre eran aceitunas. En las casas nobles se servían siempre aceitunas de postre y en los pueblos donde había olivos también.

Ya ves, las modas. Bueno un beso y que pases un fin de semana feliz.

17 de abril de 2010, 1:04  
Blogger Memiliano ha dicho...

Jaja Muy bueno...

Jamás pensé que podía existir algo con el nombre (alimento o no) de tarángana...
Me rio solo porque suena a insulto...
Ahora al menos se que es un embutido y que en cierta forma también podría usarse como insulto... XD

Besos Meg!!

17 de abril de 2010, 9:22  
Blogger CreatiBea ha dicho...

Pues yo tampoco había oído lo de la tarángana. Hay que ver lo que se aprende.

Y lo de "Avapiés" tampoco.

Gracias Meg, me encantan este tipo de historias y curiosidades.

17 de abril de 2010, 11:08  
Blogger socalze-rabalero ha dicho...

Pues en Aragón tarangana no se conoce(a no ser que se llame de otra forma). Aqui la morcilla la comian en la matacia,aqui se come bolas que son de sangre y alguna migas de pan.

17 de abril de 2010, 14:26  
Blogger meg ha dicho...

Memiliano, pues existen estas palabras que ignorábamos, ya ves. Y esos alimentos extraños en la antigüedad también. Ya os contaré cuántos alimentos raros comían nuestros antepasados.

Un beso, que te echaba de menos.

17 de abril de 2010, 20:10  
Blogger meg ha dicho...

Bea, ya ves que hay historia pa tó... Voy a sugerir a nuestros amigos de la llave del mundo que estudien la palabreja.

Y lo del Avapiés, en el siglo XVIII y XIX se decía así. Luego volvió a retomar su al parecer primitivo nombre, Lavapiés.

17 de abril de 2010, 20:12  
Blogger meg ha dicho...

Socalze, yo la había oido en alguna parte pero ignoraba qué era concretamente, hasta que leí a Ramon de la Cruz y me fui al diccionario.

y de lo de las bolas de sangre en la matanza es costumbre en algunas regiones como la tuya. En Andalucía, se deja cuajar y se fríe con cebolla. Riquísima.... Antes se compraba en las casquerías o carnicerías, pero ahora ya no hay forma de encontrarla. En fin, resignémonos.

Un abrazo y que pases un buen fin de semana.

17 de abril de 2010, 20:15  
Blogger ANRAFERA ha dicho...

Que buenos recuerdos me trae esta entrada, sobre mis catorce años trabajando en el barrio de Lavapies. Curiosa, original y bonita manera de describir el menú. Saludos, meg.

18 de abril de 2010, 11:13  
Blogger meg ha dicho...

Ramón, es un barrio entrañable de Madrid, ¿verdad?. Hoy feudo de los chinos inmnigrantes de clase media. (Los de todo a 100). UN beso.

18 de abril de 2010, 14:19  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal