el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

miércoles, 14 de abril de 2010

CURIOSIDADES DE LA HISTORIA



 



La gota de Carlos V



El emperador Carlos I sufría de bulimia. Y esta compulsión por comer a toda hora le provocó una subida de urea en la sangre lo que provocaba fuertes ataques de gota constantemente. En una ocasión tuvo que estar postrado un mes a causa de los dolores. Según las crónicas, el ataque se le aliviaba con una medicina llamada "palo de Indias" , que pronto tuvo que abandonar porque le provocó una ictericia.
 
En Yuste cuentan los monjes que frecuentemente le oían gritar de dolor y, cuando los ataques se agravaban, se le hinchaba la lengua, se le inflamaba la boca y segregaba una saliva viscosa que le atrofiaba el paladar. En estos casos tomaba infusiones de siempreviva con emolientes, hipocrás en vez de vino y ordiate en lugar de su ansiada cerveza. Como depurativo tomaba zarzaparrilla y, para el estreñimiento, un cocimiento de vino de sen y unas píldoras llamadas "alefanginas" disueltas en caldo de pollo. Se ignora el contenido de dichas píldoras.

Cuando se sentaba a la mesa siempre exigía que le colocaran cerca la "Piedra de Bezoar", que en el medievo se tenía por eficaz antídoto para los venenos. El bezoar se extraía de los cálculos de los riñones o intestinos de los animales y, efectivamen, determinadas piedras de bezoar actuaban como antídoto en los evenenamientos con arsénico.  Carlos I, temeroso de ser envenenado, como todos los monarcas de distintas épocas, no empezaba a comer si no tenía su Piedra de Bezoar sobre la mesa. Al parecer, nunca tuvo que usarla.

   Después de esto, no cabe duda de que Carlos V consumió toda la farmacopea de la época...

("A la mesa con los reyes de España".- Emilia González .- Temas de Hoy)

Foto inferior decha.: blog.laverdad.com)


Etiquetas: , , , ,

14 comentarios:

Blogger Memiliano ha dicho...

Pobre tipo, al parecer a veces hasta los reyes la pasaban mal (está mal que eso me provoque cierta satisfacción? :S jeje)

Increible las mezclas que debía ingerir y ni hablar de los calculos renales de los animales!!!
La verdad que hay curiosidades de la historia que no dejan de sorprendernos...

Besos Meg!!
(Como dije, ya estaré pasando más a menudo a visitarte...)

14 de abril de 2010, 0:44  
Blogger meg ha dicho...

Ya ves, Memiliano, las cosas que han ocurrido que parecen cuentos chinos y fueron verdad.

En cuanto a lo de tus visitas, yo te echaba de menos, pero yo tampoco he podido pasar mucho por tu casa. Un beso y hasta mañana.

14 de abril de 2010, 0:46  
Blogger FRAN ha dicho...

Creo que esta enfermedad se la llama también la enfermedad de los reyes, debido a solo ellos podían permitirse comer en exceso hasta el grado de que el ácido úrico les subiese por las nubes, lo que también es curioso y preocupante es que esta enfermedad afecta en nuestros días a muchísimas personas que si bien no son reyes si que han vivido o mejor dicho comido a cuerpo de rey, excluyendo a los que la padezcan por otro tipo de razones claro..que no todos van a entrar en el mismo saco.
De esto me quedo con lo siguiente : Ya no se si cuando te dicen que te van a tratar como a un rey, es que te van a tratar bien o por el contrario te desean un buen dolor de pies.
Bueno...creo que me voy un poco del tema..
El articulo es muy curioso y a mi siempre me gustan este tipo de anécdotas históricas.
Un abrazo.

14 de abril de 2010, 1:12  
Anonymous Oskar ha dicho...

Este lo que le pasaba es que estaba empastillao como los teleñekos de hoy en dia, asi salen todos joer con los reyecitos.

14 de abril de 2010, 8:17  
Blogger meg ha dicho...

Fran yo te iba a hacer la misma conclusión que haces tú abajo. Ayer,enfermedad de reyes. Hoy, enfermedad de los comilones y tragaldabas.

O sea que el ácido úrico lo tiene hoy cualquiera. Gracias por tu visita. Un abrazo.

14 de abril de 2010, 13:57  
Blogger meg ha dicho...

Empastillado sí estaba. De toda la farmacopea de la época.

<y la verdad es que la corona española ha tenido cada rama heràldica.... En muchas de ellas se legaban la enfermedad unos a otros.

Bueno,un saludo y feliz día.

14 de abril de 2010, 13:59  
Blogger ANRAFERA ha dicho...

Muy interesante cuanto expones en esta entrada. En una ocasión estuve en el Monasterio de Yuste y tuve el placer de sentarme en la silla, muy pequeña, donde fué transportados hasta estas tierras extremeñas -era yo niño y un poco travieso, durante esa excursión-. Conocía algo sobre esta enfermedad si bien me ha llamado la atención el detalle de no comenzar a comer si no tenía a su lado la "Piedra de Bezoar". Cordial saludo.

14 de abril de 2010, 18:55  
Blogger meg ha dicho...

Ramón, lo raro es que algún vigilante no se diera cuenta de dónde estabas sentado. Por lo menos tuvisteesa suerte.

Y lo del bezoar era por lo visto muy común entre los monarcas y grandes señores desde siglos antes.

Gracias por tu visita. Un abrazo.

14 de abril de 2010, 19:46  
Blogger Antorelo ha dicho...

Muy interesante la disertación que haces sobre las enfermedades y temores de Carlos V. Debió ser algo hipocondríaco, supongo.
Meg, me han dicho que si se le pone un poco de vinagre a las lentejas al comerlas, el hierro que contienen se absorbe mejor, ¿es cierto? Me encantan las lentejas, yo también las como así, pero "viudas".
Besos.

14 de abril de 2010, 21:09  
Blogger meg ha dicho...

Gracias Antorelo. Y sobre las lentejas, es verdad lo del vinagre. Mi madre ya lo hacía y yo lo hago también. Lo he dicho un poco más arriba . E insisto en que yo no les echo chorizo, porque me gustan"viudas" también. Pero lo normal es que la gante las haga con esta receta. UN beso

14 de abril de 2010, 21:27  
Blogger Laube ha dicho...

JOé, Meg... este hombre era un drogata de la época. Madre mía... Si era peor que mi abuela!!!!.
Un besoteeeeeeee

14 de abril de 2010, 21:36  
Blogger Perikiyo ha dicho...

Este hombre se tomaba todo lo que le ponían delante. Sí tendrían que ser fuertes los dolores, sí.

Besos, Meg.

14 de abril de 2010, 23:34  
Blogger meg ha dicho...

Perikiyo, dicen que aullaba por los salones de dolor. Fíjate si tendría el índice alto.Un abrazo.

15 de abril de 2010, 0:45  
Blogger meg ha dicho...

Laube, ya ves la glotonería a donde lleva. Un abrazo.

15 de abril de 2010, 0:49  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal