el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

domingo, 25 de abril de 2010

POESÍA EN LA COCINA



LA VIDA POLTRONA

Haga yo mi olla
con sus pies de puerco,
y el llorón judío
haga sus pucheros.
Denme a las mañanas
un gentil torrezno,
que, friendo, llame
a los cristianos viejos.
Tripas de la olla 
han de ser revueltos,
longanizas largas
y chorizos negros.
Por ante la hambre
y por postre luego,
un ahito honrado
de vaca y carnero.
Dulce no lo como, 
porque no pretendo
volverme yo abeja 
ni colmena mi cuerpo.

Francisco de Quevedo

   El poeta hace aquí un juego de palabras al mismo tiempo que elogia la olla podrida, que llevaba carne de cerdo, rechazada por los judíos y los árabes. En el cuarto y quinto verso hace un juego de palabras:  para pedirle que haga su comida, o sea sus pucheros aparte, segun su tradición,  llama llorón al judío porque los niños hacen "pucheros" antes de llorar, o sea gestos con los labios que anuncian la llantina.

(Foto: amigosdecolmenarejo.es)

Etiquetas: ,

4 comentarios:

Blogger Perikiyo ha dicho...

Grande, Quevedo.

He leído por ahí, -no sé si será cierto-, que el nombre de Olla Podrida viene de Olla "Poderida", -de poder-, por la cantidad de calorías y energía que aporta ese plato. Parece ser que, con el tiempo, la palabra derivó en podrida y así se quedó.

Un plato con sustancia, sin duda. Sube el colesterol, con sólo leer los ingredientes.

Besos.

25 de abril de 2010, 0:09  
Blogger meg ha dicho...

Esa es la versión más razonable del nombre,Perikiyo. Tengo preparadoun post con la historia del puchero u olla o cocido, que todoviene a ser lo mismo. Pero efectivamente lo de podrida es una contracción de poderida, por el poder calórico que contenía. Otros dicen que vino de un comentario popular cada vez que había olla para almorzar y se avisaba para una consumición pronta (en aquellos tiempos sin refrigeradores) no se fuera a pudrir.: "Si , sí , podrida va a estar la olla", advirtiendo que su consumición iba a ser rápida, cosa que no dudamos dados aquellos tiempos y aquellas hambres.

Me encanta que enriquezcas el blog, Perikiyo, con aportaciones interesantes. Un beso

25 de abril de 2010, 1:33  
Blogger ANRAFERA ha dicho...

Bonito y original poema para éste suculento plato. Gracias por la exposición. Saludos.

26 de abril de 2010, 10:50  
Blogger meg ha dicho...

Gracias Ramon. Estoy preparando un post sobre la historia de la olla.
Ya veras qué sustanciosas historias.

Besos.

26 de abril de 2010, 14:48  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal