el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

viernes, 30 de abril de 2010

COCINERÍAS



PATÉS VEGETALES


   Una oferta diferente y sana para la hora del aperitivo o los entrantes de la cena. El paté auténtico es una pasta suave elaborada con el hígado del animal, aditivos, esencias, especias y a veces otras vísceras. Estos ingredientes ablandados al vapor y luego  prensados, conforman el paté habitual. El  más exquisito y sofisticado es el paté de oca, hecho con el hígado del ave hinchado artificialmente con una alimentacion especial  que tiene por objetivo saturar el hígado pero evitando las toxinas. 

   Pero también pueden conseguirse patés vegetales, muy finos y variados.  Para darle la consistencia característica del paté, se pueden añadir  harina, almidones, pan rallado, huevos y aceites vegetales.  Indudablmente, si se utiliza aceite de oliva virgen mejorará el sabor del producto mucho más que si usamos un simple aceite de girasol.  También  se puede agregar  gelatina natural, como el aga agar, para darle más consistencia brillante.

PATE DE GARBANZOS
   El más sencillo de elaborar es el humus o paté de garbanzos, que se hace pasando por el pasapuré garbanzos cocidos (pueden ser restos de un puchero) y luego añadirles pimkienta  molida, piménton y un chorro de aceite de oliva, removiendo bien para que se mezcle todo. Se puede sevir en una fuente honda, regado por encima con un último chorrito de aceite y espolvoreado de pimentón. Se puede untar en pan tostado, o acompañar a un asado o a un pescado al horno. Y se puede poner en bocadillo para una excursión o merienda, añadiéndole encima una hoja de lechuga, rabanitos  picados y una rodaja de tomate. (Foto: xtec.cat)

PATE DE AGUACATE
   Otra variedad interesante es el paté de aguacate,  haciendo puré un aguacate maduro y mezclandolo con pan rallado,  pimienta molida, una pizca de sal y un poco de mantequilla.  Hay que removerlo todo muy bien para que quede con la consistencia de un paté.  Sirve para mojar en él patatas fritas, tortillas de maíz o colines, o para colocar sobre manzana asada o sobre una macedonia de frutas. (Foto: maschef.com)

PATE DE ZANAHORIA
   El paté de zanahorias y almendras es más difícil de elaborar ya que hay que dar con el punto exacto de la pasta.  Hay que cocer las zanahorias hasta que estén deshaciéndose, escurrirlas, y echarlas en un bol. Allí se añade almendra molida, mantequilla, sal y pimienta, pan rallado, unas gotas de coñac y un huevo batido. Se mezcla todo bien hasta conseguir una pasta homogénea. Se cuece el cuenco bien tapado al baño maría durante unos 15 minutos y luego se deja enfriar. Si se le añade una hoja de gelatina queda  como un pastel de paté muy lucido. (Foto. kireei.com)

PATE DE ACEITUNAS
   Y especialmente rico resulta el paté de aceitunas, hecho con aceitunas verdes deshuesadas, un poco de mantequilla, sal, pimienta, pan rallado y unas gotas de jerez.. Hay que batir mucho las aceitunas hasta que se haya conseguido un puré, y después añadir el resto de los ingredientes mezclando muy bien. (Foto: forovegetariano.org.-)

PATÉ CASERO.
   Finalmente si quereis hacer en casa un paté fino y poco grasiento, haced éste:  cocer una zanahoria muy  picada o rallada y una hoja de laurel en el contenido de un Benjamín de champán. Cuando ya esté muy cocida, apagar el fuego y echar en el caldo un puñado de higaditos de pollo, una cucharada grande de mantequilla y una gotas de coñac. Remover bien y colarlo enseguida. Batir fuertemente hasta conseguir un paté hogéneo y fino. Es lo que más cuesta: batir hasta conseguirlo. Pero luego vereis qué paté más rico y  suave habreis conseguido y con un mínimo de grasa. (Foto:magnoliacatering.cl)

PROPIEDADES DEL PATÉ

   EL paté de hígado o carnes es rico en vitaminas A,D, B12, E y ácido fólico, hierro, zinc y fósforo. Pero resulta especialmente contraindicado para los hipercolesterolémicos y para todo aquel sometido a dieta  adelgazante, por su  alto contenido en grasas.

   Y casi lo mismo ocurre con el paté vegetal, en el que la cantidad de calorías dependerá en cambio de los ingredientes que añadáis y no tanto de la grasa cárnica, como en el paté de hígado..


(Foto superior: dis-fruta.blogspot.com.-  Foto inferior: gastronomiaycia.com)

Etiquetas: , ,

7 comentarios:

Blogger Laube ha dicho...

Ummmmmmmmmm... me encantan los patés, pero no como mucho porque llevan muchas grasas hidrogenadas nque elevan el colesterol. Pero mira que están buenos!
Un besoteeeeeeeeee

1 de mayo de 2010, 0:08  
Blogger meg ha dicho...

Laube, la grasa de estos patés es completamente distinta. No es tan dañina. Pruébalos y verás. UNbeso

1 de mayo de 2010, 3:24  
Blogger Oskar ha dicho...

Hummmm sigo engordando ( Y tu remordimiento, que tal? )

1 de mayo de 2010, 21:48  
Blogger meg ha dicho...

Bien, gracias. Oskar. Tengo la conciencia muuuuuyyy tranquila. Yo os pongo ante los ojos algo exquisito.Luego vosotros coméis o no coméis, depende de vuestra frágil voluntad. Je.,je,je...

Perdóname de antemano, pero seguiré haciéndote sufrir. Un besazo y feliz domingo.

2 de mayo de 2010, 14:25  
Blogger ANRAFERA ha dicho...

...buenísimoooos¡ me gustan mucho los pates, así que tomo nota de todo cuanto has expuesto. El humus, lo comí hace poco, me gustó mucho. Saludos.

3 de mayo de 2010, 16:53  
Blogger meg ha dicho...

Gracias Ramon. Ya verás qué fáciles son de hacer y qué sabores tan distintos. Un beso y feliz semana.

3 de mayo de 2010, 22:00  
Blogger Cassiopeia ha dicho...

Ricos todos.
No crees que es buena idea añadirle unas gotas de limón puro a la mezcla de aguacate?
Evita que cambie de verde a marrón.
Besos

5 de mayo de 2010, 14:30  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal