el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

viernes, 13 de abril de 2012

COMER DE CINE



"GUERRA DE VINOS"

Dir.: Randall Miller.- Ints.: Bill Pulman, Alan Rickman, Fredy Rodríguez, Rachel Tavier, Chris Pine, Miguel Sandoval.


      Steven Spurrier (Rickman), propietario de una selecta tienda de vinos en París, se entera por su amigo Maurice (Farina) de que, en California, se están consiguiendo unos caldos que podrían emparejarse ya con los franceses. Spurrier se niega a creerlo y decide viajar  hasta allí para comprobarlo. En el valle de Napa californiano conoce a Jim Barrett (Pulman), un bodeguero que está al borde de la quiebra por la presión de los bancos, pero que se niega a comercializar industrialmente su excelente vino porque prefiere seguir produciendo a menor escala para darf mayor  exclusividad a sus caldos. Su hijo Bo (Chris Pine),   Sam (Rachel Taylor) una enóloga recien llegada y el capataz mejicano Gustavo Bambila (Fredy Rodriguez) son el trío compacto que  le ayuda a llevar la empresa, a pesar del desapego de Bo. Bambila, al contrario que el joven, es un amante admirador de su oficio que considera un milagro la maduración del vino. E intenta conseguir el vino perfecto  dedicándole todas las horas del día a la bodega.

Y a partir del encuentro entre Spurrier y Barrett se libra una batalla de estilo y calidad  entre el estirado comportamiento y carácter del británico parisino y la campechanía de los viticultores de Napa. Y un maridaje de ciencia y gastronomía, manifestado en la fórmula que busca el esforzado Gustavo para conseguir "su vino". La recogida de botellas californianas por parte de Spurrier y su regreso a Francia, donde reúne a un jurado de connoiseurs expertos, acapara la segunda parte de la película. Jim se niega a viajar, porque está convencido de que es una osadía comparar  su vino californiano con los franceses, que acabarían ganando por goleada.  Y envía a Bo que viaja acompañado de su amigo Maurice. La cata al aire libre, en una mesa dispuesta como  si fuera un picnic, es una de las escenas más entretenidas de la película. Ni que decir tiene que el final es sorprendente hasta cierto punto, porque es el que deseas desde el principio y que permitirá a Jim salir del bache económico en que se encuentra. Y Gustavo, el amante enólogo, acabará creando su propia bodega, donde seguirá intentando conseguir el vino perfecto.

   La película se deja ver muy bien, tiene agilidad y unos actores magistrales. Rickman borda su papel de británico estirado y escueto que quizá es uno de los mejores de su carrera; Pulman muy en su papel del  bodeguero californiano deprimido por las presiones  de los bancos, y todos los demás actores. Destaco también a Fredy Rodriguez en el papel de Gustavo, que encandila desde el principio, lo mismo que Chris Pine en el hijo hippie, rebelde y desapegado. El guion es del propio Miller y la película obtuvo muy buenas críticas en el Festival de Cine Independiente de Sundance, que organiza cada año Clint Eastwood.



Etiquetas: , ,

2 comentarios:

Blogger ANRAFERA ha dicho...

Por tu comentario y el avance que pones mediante video, tiene una pinta excelente. Gracias. Saludos.

11 de diciembre de 2009, 10:37  
Blogger meg ha dicho...

De verdad que te entretendrá, Anra. Y te hará amar el vino un poco más.

11 de diciembre de 2009, 10:49  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal