el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

jueves, 19 de noviembre de 2009

NOTICIAS

NORMAN BORLAUG:

"NO HABRÁ PAZ EN EL MUNDO, MIENTRAS SIGA HABIENDO ESTÓMAGOS VACÍOS".


Vamos a presentarles otro de esos personajes interesantes que
merecen un recuerdo permanente por parte de la humanidad. Desgraciadamente acaba de fallecer en la ciudad texana de Dallas, a los 95 años, siendo un desconocido para la generación actual.

Hablamos de Norman Borlaug, Premio Nobel de la Paz en 1970, considerado el autor de la "Revolución verde" en la agricultura, que permitió mejorar los cultivos y reducir el hambre en el globo, especialmente en Asia e Iberoamérica. Sus estudios siguen teniendo un gran impacto en la producción de alimentos en el mundo, con técnicas científicas hortícolas y estratégicas de política alimentar
ia. Su preocupación por el hambre en el mundo era patente y así lo manifestaba:

"En los países privilegiados comemos al menos tres veces al día y damos por seguro que tendremos alimentos. Ha habido grandes avances y los alimentos están distribuídos de una forma más equitativa, pero el hambre es común y la hambruna surge demasiado a menudo".

Fue el creador del Premio Mundial de la Alimentación, destinado a científicos y humanistas que hayan trabajado en investigaciones agrícolas y alimentarias para combatir el hambre. La directora del Programa Mundial de Alimentos ha insistido en que Borlaug "revolucionó la seguridad alimentaria para millones de personas con sus estudios para acabar con el hambre y llegó a salvar más de 200 millones de vidas".

Y sobre todo intentó convencer a la Humanidad de que las ideologías, las creencias o el poder no han hecho las revoluciones. Las han hecho los estómagos vacíos... ¿Qué otra cosa fue, si no, la revolución francesa de los sans-culottes o la revolucion roja en Rusia contra los zares sino revoluciones por hambre del pueblo?...




Etiquetas: , , ,

6 comentarios:

Blogger Nerea ha dicho...

Tiene toda la razon, el hambre es el mas perfecto simbolo de la avaricia y la injusticia en el mundo. Ojala hubiera mas gente como el que se preocupara y tratara de solucinar esta grave situacion.

19 de noviembre de 2009, 11:40  
Blogger ANRAFERA ha dicho...

Gran personaje el que nos expone. Tiene toda la razón. No puede existir la Paz habiendo estomagos vacios. Saludos.

19 de noviembre de 2009, 12:22  
Blogger meg ha dicho...

Nerea, es evidente que las revoluciones las ha hecho el hambre, no las ideologías,q ue están caducas y no conducen masas. Las masas no saben lo que es la ideología que predica el líder... pero sí sabe lo que es el hambre.

19 de noviembre de 2009, 14:19  
Blogger meg ha dicho...

Ramon, te digo lo mismo que a Nerea. El pueblo no sabe de ideologías ni de lemas ni credos. Sólo sabe que quiere comer todos los días. Y, en cuanto eso falla, los líderes tienen que sacar los tanques y a los soldados a la calle para que no haya revolución...

Y Borlaug lo que hizo fue intentar multiplicar los alimentos, que crecieran en lugares inhóspitos y que el Tercer Mundo pudiera cultivarlos y poseerlos, igual que los países industrializados.

19 de noviembre de 2009, 14:22  
Anonymous Gil de Luna ha dicho...

Gracias... esta vez por recordarnos a traves de este personaje algo que en el día a día olvidamos, la suerte que tenemos respecto a tanta gente que sufre por algo tan elemental como el hambre. Triste que en a estas alturas de la humanidad no hayamos sido capaces de acabar con esta lacra.
Siempre viene bien que alguien nos remueva la conciencia.
Un saludo!!

19 de noviembre de 2009, 22:32  
Blogger meg ha dicho...

A personajes así,Gil de Luna, hay que homenajearlos constantemente. Y recordarlos, por su labor, para que alguien la continúe.

20 de noviembre de 2009, 2:18  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal