el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

lunes, 13 de febrero de 2012

CINE PARA SABOREAR





Fast food nation

Richard Linklater.- Interp. Greg Kinear, Avril Lavigne, Patricia Arquette, Kris Kristorfesson, Bruce Willis.



Sinopsis: Don Henderson (Greg Kinnear) , un alto ejecutivo de una importante cadena de restaurantes de comida rápida, es enviado al sur de Estados Unidos, donde se ha descubierto que sus hamburguesas están contaminadas. Henderson lleva a cabo una trabajosa investigación, adentrándose en el mundo de la inmigración ilegal, de los intermediarios sin escrúpulos, de los terratenientes que se lavan las manos ante lo que ocurre. Y de los mataderos y las empresas que muestran en primer plano un comportamiento perfecto y legal de  manipulación de los alimentos, ocultando el destino de la carne y la grasa, ésta última para las hamburguesas de medio país. Así tenemos ocasión de conocer a la empleada ejemplar de una de las hamburgueserías (Avril Lavigne), a su madre (Patricia Arquette) y a su tío, un individuo totalmente desinhibido (que borda Ethan Hawke), al ganadero que sirve las reses (Kris Kristofersson), al dueño del matadero (Bruce Willis), al matrimonio de inmigrantes ilegales que entran a trabajar en el matadero, al traficante de personas que les 'ayuda' a  pasar la frontera, al grupo de ecologistas desorientados y a un sinfín de personajes que tienen inevitablemente enlazadas sus vidas entre sí.


Es una crítica bien hecha de la insalubre comida rápida, y un mejor retrato de la inmigración ilegal y de los sueños rotos de los mejicanos que ansían trabajar en Estados Unidos. Interesantes las historias que se entrelazan, donde la fotografía juega un papel importante: resulta exageradamente estéril la aparente blancura de uniformes, mascarillas, mesas, paredes y taquillas de la zona donde se desmenuza la carne. Pero la trastienda, la zona del matadero y despiece es un chorreo de sangre por paredes, suelos y el rostro de los trabajadores. Aquí, sobran los uniformes y los guantes.


La denuncia de estas empresas está reflejada sólo a medias. Lo mismo que la personalidad de quienes están implicados en el negocio, que ni siquiera quedan bien perfilados a lo largo de la película, si no simplemente abocetados. Todo se queda en un mero reparto de culpabilidades sin profundizar en esa cadena de personajes que se lavan las manos ante un caso de contaminación que a ningún rico o político importa. Quizá el personaje de Bruce Willis, uno de los intermediarios y dueño del matadero, es el mejor definido. En un momento de la película se pregunta a quién perjudica el mal tratamiento de la carne: "También mueren todos los días miles de personas en accidentes de tráfico y, por eso, no se piensa en suspender la fabricación de vehículos". "Vds. prefieren pagar menos por la carne y cerrar los ojos para lo demás"...

En conjunto, una interesante película coral en la que el director ha sabido  entrecruzar y ligar las historias de los inmigrantes ilegales, los empresarios sin escrúpulos, los terratenientes silenciosos e insensibles, los empleados de la pequeña tienda, sus familias, las de los inmigrantes, y muchos más personajes de tercera. Pero en cuanto a su cometido de denuncia, es simplemente una denuncia a medias.

Os dejo un video comentado sobre el contenido de la película. Llama la atención la conversacion final con Bruce Willis y el realismo del dueño del matadero, hablando con el representante de la empresa.





Subido a You Tube por lokyorky

Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal