el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

viernes, 26 de marzo de 2010

RECETARIO

HAY QUE SEGUIR LA TRADICIÓN:

TORRIJAS


   Pues sí, hay que seguir las tradiciones gastronómicas siempre. Las otras según les venga a gana a cada cual. Pero las de comer son sagradas. Y como es Semana Santa, en estos días la tradición es comer torrijas. Pero habrá quien no sepa hacerlas o ignore su existencia (cosa rara si va a los bares o pastelerías desde hace semanas). Pues aquí está la receta para que merendéis, desayuneis o toméis de postre. A cualquier hora son buenas.

  Necesitáis una barra  de pan gruesa (de hogaza, de chapata o mejor pan de torrijas que venden ahora exclusivamente para esto). Un litro de leche, canela molida, azúcar, vino dulce, coñac o vino blanco seco, al gusto. Miel (optativa). 4 huevos y aceite de oliva en abundancia.

   Cortad el pan en rebanadas y colocadlas en una fuente honda. Calentad (no hace falta que hierva) la leche con una copa de vino dulce, coñac o vino blanco, una cucharada de canela molida y tres cucharadas soperas de azúcar (hay quien prefiere endulzar con miel). Una vez caliente la leche, vertedla sobre las torrijas y dejad que el pan empape el líquido. Mientras tanto, calentad aceite de oliva abundante en una sartén grande. Batid los huevos. Y cuando el pan esté muy blando y empapado, coged cada rebanada con mucho cuidado, sumergidla en el huevo batido y freirla. Cuando se haya dorado por ambos lados, las sacáis y ponéis a escurrir en un papel de estraza, de periódico o de cocina. Estando calientes las rociais con una mezcla de azúcar y canela molida a partes iguales, por ambos lados. (Hay quien prefiere echarle sólo miel por encima y hay quien mezcla el azúcar y la canela con una cucharada de vino dulce para darles más sabor). Y colocadlas en una fuente de servir.

Y ya está. Desaparecerán en cuestión de horas, ya veréis. Buen provecho.

(Foto superior: historiasbolonia.com)

Etiquetas: , ,

12 comentarios:

Blogger FRAN ha dicho...

¿Horas dices?... el otro día trajo mi amigo Antonio Tello unas que hizo la mujer y desaparecieron en cuestión de segundos...
Aquí en mi pueblo para estas fechas además de las torrijas lo que más se consume en las casas es un dulce que se llama "hornazo" que esta también que quita el sentio. sobre todo los que hacen mi madre y mi tia...ya se que barro para casa, pero es cierto, estan buenisimos...
Ves, tanto hablar de dulces y ya se me esta haciendo la boca agua así que...voy a buscarlo a la cocina junto a un buén cafelito...
Ciao,

27 de marzo de 2010, 0:26  
Blogger meg ha dicho...

Fran, el hornazo, las torrijas, el cordero pascual, la caldereta del Domingo de Pascua en el campo, los huevos de Pascua...

¡Cuántas tradiciones gastronómicas de estos días!. Hay que aprovecharlas y abusar, si es necesario, de ellas por una semana. Luego vendrá Paco con la rebaja, je,je. Besos y feliz fin de semana.

27 de marzo de 2010, 0:29  
Blogger Andri Alba ha dicho...

Ay, que me encantan las torrijas.

De verdad, guapísima, me has sorprendido.

Pareces un hada, apareces de la nada con la barita mágica y ...pum, haces que una se sienta feliz con un comentario sorpresa a tu fino estilo, Meg.

Un abrazo con aprecio,

Andri

Ps: Ah, y buen finde para ti!

27 de marzo de 2010, 2:37  
Blogger meg ha dicho...

Andri, me pones colorada. Eso de compararme a un hada me pone hinchada de orgullo. Gracias y un beso. Y feliz finde semana también para tí.

27 de marzo de 2010, 2:42  
Blogger ANRAFERA ha dicho...

Suelo comerlas en Semana Santa. Estan estupendas y te agradezco muchísimo la receta, pues no sé hacerlas y ahora estoy cada dos por tres en la cocina, preparando platos. Saludos.

27 de marzo de 2010, 11:08  
Blogger meg ha dicho...

Pues intenta hacerlas, porque no pueden ser más fácil. Sólo tienes que tener cuidado en cogerlas y rebozarlas en el huevo, porque están muy blandas y se te pueden deshacar., Ayúdate con una pala de postres.

Y lo de estar ahora más tiempo en la cocina ¿ha sido incitado por mi blog?. Porque no me podrías dar más alegría.

Un beso y que te salga bien y te sepa mejor.

27 de marzo de 2010, 21:01  
Anonymous Elisa ha dicho...

Qué lindo recuerdo Meg. Mamá me preparaba las de arroz...
Buen fin de semana
Elisa, Argentina

28 de marzo de 2010, 1:14  
Anonymous Oscar ha dicho...

La madre de un amigo las hacia... estaba buenisimas

28 de marzo de 2010, 10:10  
Blogger meg ha dicho...

Elisa, pues no hay como meterse en la cocina y animarse a hacerlas. Las de arroz no las conozco. Yo sólo las de pan. Pero podía publicar la receta para todos.

Feliz domingo de ramos y un beso.

28 de marzo de 2010, 15:45  
Blogger meg ha dicho...

¿Y tu amigo ni tú las hacéis?. No teneis perdón. Con lo fáciles que son. Venga Oscar, anímate. Ya me contarás. UN beso y feliz domingo de ramos.

28 de marzo de 2010, 15:45  
Blogger Cassiopeia ha dicho...

Meg, Son parientes de las tostadas francesas?

1 de abril de 2010, 4:23  
Blogger meg ha dicho...

No tiene nada que ver, Casiopeia. Pero en realidad todos los platos hechos a base de pan solamente son parientes. A las tostadas francesas se parecen más los emparedados fritos nuestros.

Feliz semana y un beso.

1 de abril de 2010, 13:46  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal