el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

viernes, 26 de marzo de 2010

ANÉCDOTAS DE LA HISTORIA






LOS MACARRONES PROMOCIONARON AL VALIDO.


*Isabel de Farnesio, esposa de Felipe V, nunca abandonó sus gustos italianos por muchos años que ocupara el reino de España. De hecho fue una de las soberanas más longevas si así se puede llamar a superar los cuarenta. 

 Doña Isabel se hacía traer, desde su país, queso de Parma, vino  y, sobre todo,  macarrones. Para aguantar la rigidez de la Corte Española y, especialmente, para tener defensor de sus costumbres italianas, solicitó el consuelo y asesoría del cardenal italiano Alberoni. Cuando Felipe V enfermó gravemente, Alberoni vio el momento de promocionarse y ocupar un lugar más importante en la Corte española. Y sabiendo que a la hija se llegaba -entonces- a través del padre según las tradiciones de nuestro país, pues conquistó el favor del Duque de Parma, padre de la reina,. Y el favor de éste le condujo a su real hija . Y para ganarse a su vez a la Reina, conociendo sus gustos y sus costumbres, decidió cocinarle su plato favorito:  un "timbal de macarrones".  Tanbien le supo a la reina el plato del cardenal que nombró a éste valido de su Majestad, y, por tanto,  gobernante del reino. 

¿CÓMO HACER EL TIMBAL DE MACARRONI?

La receta se extendió por toda la España aristocrática como una sofisticación. Y ha llegado a nuestros días popularizándose en el camino. Esta receta es la que se considera original, según se cocinó en Palacio por orden del cardenal:


Medio kilo de macarrones, 1/4 de mantequilla, 4 huevos, salami cortado en rodajas, salsa de tomate, una cebollita rallada, media cucharadita de pimienta molida, media cucharadita de cominos molidos, una hoja de laurel, y queso rallado.


   Se hierven los macarrones, se escurren luego y se dejan enfriar sin necesidad de pasarlos por el agua fría. No importa que se peguen . En un bol se baten los huevos, se les añade el queso rallado , la pimienta, el comino y los macarrones . Se revuelve bien.  Se agrega un cucharón de salsa de tomate casera y se sigue removiendo para que se mezcle todo perfectamente. Luego en un bol de horno con tamaño de cuenco, engrasado con mantequilla, se colocan las rodajas de salchichón cubriendo el fondo y rodeando parte de la pared circular del molde. Se añade la mezcla de los macarrones y demás ingredientes y, si se quiere, se puede cubrir con una lámina fina de pasta brise o de hojaldre congelado.  Pinchar la masa con un tenedor y meterla al horno muy caliente durante unos 20 minutos hasta que se cuajen los huevos. Sacarlos y dejar templar, desmoldarlo y darle la vuelta, de forma que la pasta de  h ojaldre sirva de base y el timbal quede como una cúpula con las rodajas de salchichón repartidas. por encima Esa forma de cúpula o medio aovada se llama timbal- En los casos de postres suelen llamarse bomba. 

(Foto   del plato: friendseat.com .- )



Pues éste fue el plato con el que el cardenal Alberoni llegó a valido del Reino de España.

 

Etiquetas: , , ,

16 comentarios:

Blogger FRAN ha dicho...

Con la receta del cardenal se pondrían todos morados...de comer digo, porque tiene una pinta que no veas.
Esto si que es "cultura gastronómica", receta y un poco de historia.
Un saludo y buen provecho.

26 de marzo de 2010, 2:20  
Blogger meg ha dicho...

Gracias, Fran. Eso pretendo: publicar las recetas con la historia que muchas de ellas llevan detrás. Gracias y un saludo.

26 de marzo de 2010, 2:37  
Blogger Armando Diaz ha dicho...

Meg:

Muy bueno, me gusto mucho , Felicidades !!

26 de marzo de 2010, 5:28  
Blogger Gladys ha dicho...

Que rico Meg! Y me ha encantado la historia, habrá que poner en prácitca la recera, se ve riquísima.

Saludos!

26 de marzo de 2010, 6:16  
Blogger S*OL ha dicho...

Hola Meg, gracias por tu mensaje. Por lo pronto, lo que hace la gente que quiere enlazarme es copiar la ruta y añadirlo a un html de blogs, pero me has dado una idea... ahora tengo que calentarme un poquito la cabeza para hacer el enlace de mi página, porque todo lo que hago en mi blog es por ensayo-error.
Un abrazo, unas estrellitas ***** y sigue con tus fogones, que a mí me gusta la cocina.

26 de marzo de 2010, 9:54  
Blogger Laube ha dicho...

Meg, acabo de aterrizar en tu blog y simplemente me parece fantástico. Me encanta que haya alguien que nos cuete anécdotas y otras exquisitices de la historia de la gastronomía.
Con tu permiso, me cojo una sillita y me siento a leerte.
Un besoteeeeeeeee

26 de marzo de 2010, 11:08  
Anonymous GildeLuna ha dicho...

Una comida histórica sin duda. Toda una lección de gastronomía y de historia.
Que no nos falten tus post.
Un beso y buen fin de semana.
Marga.

26 de marzo de 2010, 13:07  
Blogger Antorelo ha dicho...

Magnífica la forma en que has presentado la receta: has combinado muy bien el arte culinario con la historia.
Un abrazo.

26 de marzo de 2010, 19:56  
Blogger meg ha dicho...

Armando,gracias y me alegro mucho de que te haya gustado. Un beso y feliz fin de semana.

26 de marzo de 2010, 21:32  
Blogger meg ha dicho...

Gladys, la receta es rica y fácil de hacer. Y los que tengan niños pequeños, se aficionarán a este plato, con lo que les gustan los macarrones. Saludos y feliz fin de semana.

26 de marzo de 2010, 21:32  
Blogger meg ha dicho...

Sol, yo eso de copiar rutas no sé hacerlo. Pero sí sé copiar el enlace del logo si lo pones en tu blog para que los demás lo enlacemos.

Y gracias por las estrellitas y por tu afición a los fogones. Así, cuando escribís los muy aficionados, disfruto más haciendo el blog.Un saludo y feliz fin de semana.

26 de marzo de 2010, 21:34  
Blogger meg ha dicho...

Laube, bienvenido a este miu blog. Me alegra y me anima que te guste. Es que no pretendí hacer sólo un blog de recetas, sino muchas otras cosas más que afectan a la comida, a la gastronomía y a la salud.

Gracias por tu visita y dispón del archivo como quieras. Y todo el tiempo que quieras en tu sillita. UN saludo y feliz fin de semana.

26 de marzo de 2010, 21:35  
Blogger meg ha dicho...

Gil de Luna, te echaba de menos. Hacía tiempo que no pasabas por aquí. Y me alegro de que sigas disfrutando con mis post. Un beso y feliz fin de semana también.

26 de marzo de 2010, 21:36  
Blogger meg ha dicho...

Antorelo, es que muchos de los platos que comemos hoy vienen de momentos históricos. Y eso siempre gusta conocerlo, ¿verdad?. Un beso y feliz fin de semana.

26 de marzo de 2010, 21:37  
Blogger ANRAFERA ha dicho...

Gracias por esta Historia y estupenda receta. La pasta, para mí, es una delicia. Felicitaciones. Saludos cordiales.

27 de marzo de 2010, 11:10  
Blogger meg ha dicho...

Gracias Ramón por tu visita y tu comentario. Intenta hacer este timbal porque es muy fácil. Y verás qué rico. Un beso y feliz fin de semana.

27 de marzo de 2010, 20:59  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal