el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

lunes, 29 de marzo de 2010

COMER DE CINE



Mi amigo Siete, del blog www.freesiete.blogspot.com ,  me ha recordado una escena gastronómica de una película neorrealista inefable. La reseña y el video que siguen a continuación son obra de él. Gracias Siete por este trabajo, por editarlo exclusivamente para este blog y por tu colaboración.
MILAGRO EN MILÁN


    "Milagro en Milán" es una película excepcional del neorrealismo italiano dirigida por Vittorio de Sica en 1950. Se trata de una historia con un argumento aparentemente simple: Totó conoce, a la salida del orfelinato en el que ha estado viviendo, a un grupo de indigentes de los suburbios de Milán con los que irá a vivir, creando con su ilusión y optimismo un barrio nuevo para todos. Sin embargo, un día brota petróleo del terreno en que habitan y los poderes fácticos, junto con las disensiones internas, tratarán de destruir ese sueño, cosa que nuestro amigo combatirá con los más asombrosos e hilarantes milagros.

Se trata de una historia dura y delicada a un tiempo, donde se realiza un retrato de lo mejor y lo peor del ser humano. Podríamos decir también que constituye una alegoría fantástica sobre la pobreza y la injusticia social.

Hay en este film una escena que me impactó ya la primera vez que la ví y que me parece impagable. Los habitantes de las chabolas rifan un pollo escuálido porque son demasiados para repartirlo. La suerte viene a recaer sobre un ancianito desdentado que no se acaba de creer su suerte, pero que finalmente se lanza voraz sobre el ave mientras otros de los indigentes repiten con admiración: ¡Qué bien come, qué bien come...!.

Una película absolutamente recomendable.
  

Etiquetas: , ,

6 comentarios:

Blogger Felix Casanova Briceño ha dicho...

Meg...

No había visto esta película, pero el fragmento que he visto me ha parecido sublime, el cine de toda la vida, con un cierto estilo a Buñuel,jaja. Pero me ha ecantado ¡el 90¡ y el pobre no sabia que lo tenia ¡que bien come¡ jaja. Y el final es grandioso, manos arriba enseñando el hueso y vitoreado por las masas. Genial.
Por cierto, el enlace que tienes arriba no funciona, no se lo que es, pero bueno, gracias a ti y a freesiete por este momento de buen cine.

Un beso para ti y un abrazo para freesiete.

29 de marzo de 2010, 1:07  
Blogger meg ha dicho...

Felix, es que la escena es memorable Como la de Charlot comiéndose la bota cocida... Son imágenes que hay que rescatar.Y ésta la había olvidado y gracias a Freesiete la hemos rescatado.

He modificado el link de arriba, a ver si ahora funciona. Gracias por tus elogios y feliz semana santa. Un beso.

29 de marzo de 2010, 1:38  
Blogger FRAN ha dicho...

Excelente escena..la película tiene que estar genial, me encanta el cine clásico pero esta película no la conocía, gracias a Freesiete y a ti ahora la conozco y podre disfrutar de ella.
Un saludo.

29 de marzo de 2010, 3:19  
Blogger Felix Casanova Briceño ha dicho...

Meg...

Ok¡ Ahora va bien el enlace, me descargo la foto, jiji. Feliz semana Santa para ti, aunque yo personalmente no soy muy amante de ella (bueno, nada, jeje) pero si aprovecharé para descansar.

Un beso

29 de marzo de 2010, 13:49  
Blogger meg ha dicho...

Pues Fran no te la pierdas, porque no tiene desperdicio. El comienzo ya es el neorrealismo puro. Un beso y feliz semana santa.

29 de marzo de 2010, 14:33  
Blogger meg ha dicho...

Bueno cada cual se toma la semana santa como bien le apetece o cree. Que lo pases bien y no te llueva. Unbeso.

29 de marzo de 2010, 14:34  

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal