el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

sábado, 27 de marzo de 2010

COCINERÍAS


¿UN SORBETE?. NO, GRACIAS.

    Se ha puesto de moda el sorbete, una costumbre gastronómica que surgió hace más de cuatro siglos. Era una bebida fría, a base de hielo machacado con zumo de frutas o vegetales que se ofrecía entre plato y plato o entre una tanda y otra de comida. El objetivo no era otro que eliminar completamente el sabor de lo ingerido, para experimentar todo el sabor  del menú que seguía a continuación. Ese y no otro era el objetivo del sorbete. Con el tiempo se extendió la leyenda urbana de que el sorbete se tomaba entre plato y plato para ayudar a digerir el anterior y seguir así comiendo sin temor a un empacho. Nada más lejos de la realidad. El sorbete no tiene esa función.

   La grasa, cuando se echa en agua helada se solidifica y  tarda mucho más en ser absorbida por cualquier alimento o sustancia y más difícil de manejar. Si se calienta o se  sumerge en agua caliente, se diluye y es absorbida más fácilmente o se puede manipular sin dificultad. Pues bien, en el organismo ocurre lo mismo. Los líquidos helados  durante o después de las comidas, ayudan a solidificar los componentes grasos de los alimentos en el estómago y en el intestino, retardando la digestión.

   Las grasas reaccionan siempre con los ácidos digestivos y son reabsorbidas por el intestino que las procesa. Si la grasa ha sido enfriada en el estómago,  (teniendo en cuenta que el líquido llega al estómago más rápidamente que lo sólido) al llegar al intestino permanecerá en él más tiempo, prolongando la digestión, hasta que vaya licuándose. Entretanto, parte de esa grasa afecta a los demás organismos digestivos y biliares.

   Recordamos que los chinos y japoneses beben té caliente durante y después de las comidas. Nunca toman agua helada o bebidas frías en un almuerzo. El té caliente, en cambio  ayuda a diluir y deshacer las grasas, que son absorbidas más rápidamente por el intestino. Esto  ayuda a una buena digestión y también contribuye a  la pérdida de peso, ya que el organismo elimina más fácilmente la grasa diluida. Pero si la grasa está más dura o casi solidificada  se tardará más en eliminarla, la digestión será más larga y las partículas más lentas en ser eliminadas se acumularán con las de la siguiente comida. Y este proceso, además de provocar digestiones pesadas, dificulta , indudablemente, la pérdida de peso.
(Foto: amenito.com)

   Por tanto cuando os ofrezcan un sorbete helado en medio de la comida o un helado al final de la misma, decid simplemente NO, GRACIAS. Los helados, como la fruta, entre comidas.

   (Foto superior: dietas.tv. Foto inferior: blogs.hola.com))



Etiquetas: ,

17 comentarios:

Blogger FRAN ha dicho...

Vaya con el sorbete...no va a quedar más remedio que darle la vuelta y decir "vete...sor " , que no traes nada bueno entre comidas.
Gracias por la información Meg ahora empieza la temporada de las bodas y demás y es bueno saber esto.
Curiosa y práctica esta entrada, además de muy bien argumentada. A partir de ahora, que se lleven el sorbete y que me pongan un buen vinito del Condado de Huelva, no muy frío que seguro que sienta mejor.
Un saludo.

27 de marzo de 2010, 0:17  
Blogger meg ha dicho...

¡Uy,Fran!. Un vinito blanco del Condado de Huelva biuen frí9o. No es nada lo que dices. Eso sí que es una tentación que desarma toda la teoría de lo frío en las comidas. Pero ¡qué rico está!. Besos y feliz fin de semana.

27 de marzo de 2010, 0:27  
Blogger Anónimo de la Piedra ha dicho...

disculpas pero no voy a comentarte sobre el sorbete...replico comentario sobre ex libris : puedes utilizar el exlibris de impresión digital/ofsset, pero hay uno que me gusta más y no tiene grandes complicaciones : el sello seco...mi exlibris es un sello seco...saludos

27 de marzo de 2010, 3:55  
Blogger meg ha dicho...

Pues despues del exlibris podías haber dejado tu parecer sobre el sorbete.

Lo del sello seco, no sé qué es. Ya me o explicarás. Un saludo y feliz finde

27 de marzo de 2010, 3:57  
Blogger ANRAFERA ha dicho...

Excelente entrada¡ desconocía cuanto has expuesto en ella. Muy interesante y...tomo nota. Gracias. Feliz fin de semana y recibe un cordial saludo.

27 de marzo de 2010, 11:06  
Blogger Antorelo ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

27 de marzo de 2010, 13:26  
Blogger Antorelo ha dicho...

Hola, Meg, muy interesante lo del sorbete, lo tendré en cuenta. ¿Cuál es el mejor momento del día para tomar la fruta? Yo suelo tomarla por la tarde.
Un abrazo.

27 de marzo de 2010, 13:29  
Blogger meg ha dicho...

Gracias Anra. Feliz fide para tí también y un beso.

27 de marzo de 2010, 19:51  
Blogger meg ha dicho...

Antorelo, la fruta hay que tomarla siempre fuera de las comidas. Por tanto es bueno tomarla a media mañana o de merienda. Pero sólo la fruta. Por la mañana siempre espabila más. Por la tarde es buena para quitar la somnolencia de la siesta. Yo la suelo tomar en ambos momentos. Nunca con las comidas.

27 de marzo de 2010, 19:53  
Blogger Paulina ha dicho...

Hola Meg, perdona por responder apenas, ultimamente estoy de tiempo grrrrr!!! las nenas me absorben casi entera... Acerca del pescado crudo estoy puesta y dispuesta mañana preparo el post! a donde te lo envio? La otra cosa el día que me enviaste el premio comente en tu post y ahora vi que no estaba el mensaje!! igual mañana con mas cabeza te lo vuelvo a escribir!
Bueno me despido ya me diras a donde te lo mando.
Un saludo y feliz semana santa!

27 de marzo de 2010, 23:04  
Blogger Sonix ha dicho...

No sabía esto de que no es recomendable beber cosas frías con las comidas. Porque claro, sobre todo si dificulta la pérdida de peso, lo tendré muy en cuenta. ¿Se podría aplicar también a las bebidas frías? Supongo que sí...
Bueno, gracias por la información. Buen finde!!

28 de marzo de 2010, 0:57  
Blogger Mari's Cakes ha dicho...

HolaMeg,

Excelente información. Yo había escuchado algo así, pero que difícil s dejar de tomar esos jugos y refresco friiiiio al comer.Pero por el bien demla salud hay que dejarlo.

Un saludo,
Mari

28 de marzo de 2010, 5:03  
Blogger meg ha dicho...

PPaulina, gracias de antemano. Envíamelo al email. Y elcomentario del premio no lo he recibido. Espero tu artículo sobre el pescado. Feliz domigno de ramos y un beso de agradecimiento.

28 de marzo de 2010, 15:51  
Blogger meg ha dicho...

Sonix, se puede aplicar a las bebida muy frías durante las comidasl. Ya digo que los chinos beben té caliente para ayudar a la digestión. Es curioso pero hay que empezar a cambiar costumbres culinarias. NO me tienes que dar las gracias. Feliz domingo de ramos. Un beso.

28 de marzo de 2010, 15:52  
Blogger meg ha dicho...

Mari's Cake, es verdad que lo que apetece es un vino blanco frío o una caña bien fría para comer. Y luego un helado, MMM. Pero hay que cambiar las costumbres. Y empezar a comer sano. Un beso y feliz finde.

28 de marzo de 2010, 15:53  
Blogger Laube ha dicho...

Meg, un placer leerte. Estoy totalmente de acuerdo con lo que has escrito y lo has explicado estupendamente.
Con tu permiso, voy a enlazar tu blog, porque creo que mis lectores merecen leer tus estupendas entradas. Espero que no te importe.
Un besote

28 de marzo de 2010, 23:05  
Blogger meg ha dicho...

Laube, por supuesto que no me importa. Por elcontrario, te lo agradezco. Y me alegra que te sea útil mi blog. Y ya viste que soy seguidora tuya desde que te descubrí.
Un beso y feliz semana santa.

29 de marzo de 2010, 1:45  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal