el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

jueves, 22 de julio de 2010

COCINERÍAS


*  Es falso que salar la carne antes de cocinarla, la reseca y la endurece. Para que esto ocurriera habría que dejarla  horas cubierta de sal. Si la salamos antes, mejoraremos su sabor, porque la sal se disuelve en su jugo y por tanto penetra en su interior y la sazona uniformemente.


*  El pan tostado, al contrario de lo que se cree, engorda más que el pan fresco, aunque pese menos. La diferencia se debe a la evaporación del agua que hay en la miga, donde hay menos hidratos de carbono que en la corteza. Por tanto, el pan fresco engorda menos que el tostado, porque al pesar más sacia antes, al revés que si lo tomamos tostado que pesa menos y, por tanto, a igual peso, comeríamos más cantidad. 


*  El pescado a la sal no debe colocarse directamente sobre la bandeja engrasada. Conviene hacerlo sobre una capa de patatas cortadas en rodajas finas o sobre un lecho de rodajas de tomate. De esta forma no se pegará la piel del pescado a la bandeja y se podrá servir más entero. Conviene cubrirlo con la sal gorda en el momento de hornearlo. Compactarla bien echándole el agua con las manos y apretándola por todas partes. (Foto: sabordefamilia.com)

Etiquetas: , , , ,

8 comentarios:

Blogger Oskar ha dicho...

Hummmmmmmmmmmmm sin pan no puedo comer, si engorda que engorde, pan tostado con mermelada Hummmmmmmmm que bueno y una Lubina a la sal ya se sale.
Asi que esto no se lo enseñes a Nela que esta a regimen y nos mata ¡¡¡PAN PAN PANAMERICANO!!!

22 de julio de 2010, 10:47  
Blogger meg ha dicho...

Oskar no tienes remedio ¡Luego me echas a mí la culpa de que engordas!. ¿Ves? . No puedo hacer carrera contigol. ¡Ay, Señor,Señor!!.

Un beso, je.je

22 de julio de 2010, 15:18  
Anonymous oscar ha dicho...

buenos consejos, sobre todo el del pescado... lo tendre encuenta

22 de julio de 2010, 21:36  
Blogger meg ha dicho...

Es un truco que facilita la receta, Oscar. Un beso

22 de julio de 2010, 21:39  
Blogger saltar del tren ha dicho...

Si te hubiera leído antes no compraba la tostadora jajjaa
Pensar que esos detalles marcan la diferencia.
Besos al horno

22 de julio de 2010, 22:22  
Blogger meg ha dicho...

Ya ves, ferroviaria. A veces en esos detalles está la clave de un kilo más o menos. Saludos desde Madrid, donde hay vendaval esta noche.

23 de julio de 2010, 1:29  
Anonymous Raquetuille ha dicho...

Hola Meg, he pasado por tu blog y me gustan tus consejos, muy útiles y la verdad que no sabía lo del pan de molde, ahora entiendo por qué no se me van estas lorzas adosadas en mis caderas!!!!!! jajajajajaja. Bueno lo tendré que dejar!!!! Puedo vivir sin pan!!!!
Besitos

23 de julio de 2010, 8:51  
Blogger meg ha dicho...

Hola Raquetuille, espero que, además de los consejos, te haya gustado todo el blog. Espero tus visitas y tus comentarios incluso críticos.

Y, sí, se puede vivir sin pan si te esfuerzas al principio.¡Hay unas tentaciones hasta que te aco0stumbras!...

Besos.

23 de julio de 2010, 19:19  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal