el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

sábado, 20 de febrero de 2010

COLABORACIONES

NUEVA SECCIÓN


Comenzamos hoy una nueva sección: la de los colaboradores, en la que insertaremos las entrada que nos mandéis, siempre y cuando respondan al espíritu y contenidos de este blog y no atenten contra el buen gusto o contra las normas establecidas en Internet sobre pederastia, violencia, pornografía o cualquier otra cuestión prohibida.
   Empezamos con un artículo de Manuel Méndez, sobre una tradición que ya se ha extendido por todo el mundo, y que en nuestro país también tiene sus celebraciones en los barrios donde se concentra la población oriental.




AÑO NUEVO CHINO

   
     Uno de los movimientos anuales de población más grande del mundo (ríanse ustedes de la peregrinación de los musulmanes a La Meca, del Día de Acción de Gracias estadounidense, o de nuestras cristianas Navidades). Nada que ver, muchísimo más. Muchísimas personas más se desplazan cada año con motivo del Año Nuevo lunar chino. Según las previsiones para este año: serán unos dos mil millones de viajes los que los chinos hagan en estos días para regresar a sus hogares y reunirse, para celebrarlo, con sus familias.
     
   Las celebraciones del Año Nuevo lunar comienzan, en la tradición china, con la segunda luna nueva del año, para finalizan con la luna llena; es decir, que se prolongan a lo largo de toda una quincena. Pero su día grande, el especial, semejante a nuestra Noche Vieja, es el primero del ciclo. En este 2010 la fecha concurrió con la del pasado 14 de febrero. Como saben, cada año lunar está presidido por uno de los doce animales del horóscopo chino, y sepan ustedes que el que toca para este año nuevo es …el tigre.  
     
Por cierto que, volviendo a esas previsiones oficiales que les comentábamos, de la apabullante cifra de desplazamientos que los chinos harán con tan festivo motivo; de los dos mil millones de viajes, unos 1.860 millones de ellos se realizarán por las carreteras chinas, que pasan por ser las más peligrosas del mundo, con unos 100.000 muertos al año.

        Pero, a lo que vamos. Los chinos, como el resto de sus congéneres humanos –en esto sí que somos todos iguales- centran el lado más lúdico de la celebración en los excesos y derroches gastronómicos, en los que cada familia pone, más o menos, el mismo empeño que nosotros en nuestro particular, y tan reciente aún, Fin de Año. Claro que allí, en un país tan gigantesco, con tan diferentes y diversas cocinas regionales dentro de un tronco común, no cabe hablar de un menú-tipo. Cada zona y región tiene el suyo, propio y distintivo. No obstante lo cual, y hecha la salvedad, algunos platos ganan cada vez más adeptos, y trascienden de sus propios márgenes regionales. Tal ocurre, por ejemplo, con el mítico “pato laqueado”, con las carnes asadas y saladas, con las orejas de mar, en las zonas de costa, o con los tradicionales “dim sum”, bocados deliciosos, al modo de nuestros canapés o tapas, pero infinitamente más sofisticados. En Singapur, por ejemplo, donde la población china alcanza a más del 75%, un plato imprescindible a la hora de los postres es el “pudin negro de arroz”, una auténtica delicia para los paladares más golosos, que se consume frío o frito con huevo, y del que cada familia suele comerse al menos uno durante los quince días que siguen a la entrada del año nuevo.

        Pero, para el menú de la noche del gran día de la luna nueva, la estrella en las mesas es la “Yu Sheng”, una suerte de ensalada de pescado crudo. Y es que la cultura china asocia el consumo de pescado con la buena suerte. El plato en cuestión, ese “Yu Sheng” admite notables variantes según dónde y cómo, pero, en esencia, resulta combinación de varios vegetales y del referido pescado crudo. El resultado, es un plato de gran atractivo crematístico, combinando colores y sabores espectaculares, como el jengibre, la remolacha, la zanahoria, el rábano, con los correspondientes trozos de pescado crudo. Es, como decimos, una especie de ensalada que, como toda ensalada, hay que “mezclar”. Y es ahí donde los chinos forman la algarabía y el acabose (más o menos como nosotros con las doce uvas). Porque, según su tradición más jocunda, para que los ingredientes se mezclen bien, deben lanzarlos al aire desde el mismo plato, cuidando, claro, de que nada se caiga y se salga fuera. Y, ya lo han adivinado: cuanto más alto logren lanzar esos componentes del “Yu Sheng”, más suerte se tendrá en los próximos meses. Ya saben, pues: si les viene bien hacer “el chino” en estas fechas tan señaladas, no se anden con remilgos y ¡lancen su ensalada bien arriba, hasta que roce el techo!... y ojalá se derrame sobre ustedes la mejor de las buenas suertes para lo que queda de año. Buen provecho.




              

Etiquetas: ,

7 comentarios:

Anonymous Gil de Luna ha dicho...

Excelente entrada, muchos de los datos sobre esta celebración cada vez mas extendida no los conocia.
Me parece muy interesante lo de las colaboraciones, quiza algún día pueda publicar algo en tu blog, sería un privilegio.
Buen fin de semana.
Besos. Marga.

20 de febrero de 2010, 11:36  
Blogger meg ha dicho...

Marga, el privilegio sería para mí poder publicar algo tuyo. Así voy enriqueciendo el blog. Gracias por tus ánimos y espero tu colaboración en megsevilla@gmail.com. Un beso y feliz finde semana.

20 de febrero de 2010, 14:40  
Anonymous Elisa ha dicho...

Buena idea Meg!
Cariños
Elisa, Argentina

20 de febrero de 2010, 16:02  
Anonymous unavistaalosenigmas.blogspot.com ha dicho...

saludos Meg tambien yo hise una entrada hace poco en el blog
http://ladespeinadadelblogspot.wordpress.com/2010/02/18/comience-el-ano-del-tigre-con-el-pie-derecho/
se acercan grandes cambios , también a ti te deseo un año de abundante suerte Meg
Patricia

20 de febrero de 2010, 17:33  
Blogger meg ha dicho...

Gracias Elisa. Anímate y envíame algo. Feliz fin de semana y un beso.

20 de febrero de 2010, 19:14  
Blogger ANRAFERA ha dicho...

Buena e interesante entrada...y estupenda idea. Enhorabuena. Saludos.

20 de febrero de 2010, 20:50  
Blogger meg ha dicho...

Gracias, Anra. Creo que una buena idea, efectivamente. Hay mucha gente con buenas ideas y buena literatura. Un beso.

20 de febrero de 2010, 21:57  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal