el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

sábado, 8 de agosto de 2009

CURIOSIDADES

LA HISTORIA DEL CHICLE

Cuando el general mejicano Santana (o Santa Ana) se exilió a vivir a Nueva York, se llevó cierta cantidad de goma masticable, formada por la savia seca de la sapodilla, un árbol que los a
ztecas llamaron chitcli. En Nueva York, un amigo suyo, Thomas Adams, lo comercializó como sustituto de las bolitas de parafina que repartían entre los soldados, que aplacaban así la ansiedad y calmaba sus nervios.

Las primeras bolitas de chitcli empezaron a venderse en 1.871 y cuatro años después, John Colgan les dio sabor a base de regaliz y sasafrás, un árbol laureáceo con cuya madera hacen canoas y barcos. Su raíz se emplea para obtener el safrol, usado en perfumería y de sus hoj
as machadas y secas y de los pistilos se obtiene el sasafrás.

El invento se expandió por todo el país y acabó universalizándose en bolitas del tamaño de u
n euro. Todos recordamos las bolitas multicolores de chicle que sacábamos de una máquina donde metías una moneda y girabas una manivela para que bajara.

Muchos años después se redujo a pastillas y finas barritas que es la forma en que hoy se consume en todo el mundo.


Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal