el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

sábado, 25 de julio de 2009

BEBIDA DEPURADORA

Para desintoxicar el organismo

A veces nos encontramos demasiado cansados, demasiado flojos o demasiado pujados
por la comida fuera de casa y el estrés. Ha llegado, entonces , la hora de desintoxicar el organismo y dejarlo como nuevo. Pues aprovechad un fin de semana para hacerlo (de otro punto sería imposible en jornadas laborables).

Hervir una jarra grande agua y retirar del fuego. Echar en su interior cuatro bolsitas de manzanilla con anís y una de boldo. Ambas infusiones tienen un efecto digestivo, antiaerofágico y protector del hígado. Dejar enfriar y entonces añadir cuatro cucharadas de aceite de oliva y el zumo de dos limones. Remover bien hasta que se mezclen sus ingredientes, teniendo en cuenta que el aceite siempre acabará flotando en la superficie. Dejad preparada la bebida la noche anterior. Al día siguiente, cuando os despertéis bebed un sorbo grande de este brebaje. Permaneced en la cama todo el día
, sin levantaros nada más que para ir al baño. Procurad dormir lo más posible, evitando la lectura o la radio de forma que podáis meditar relajadamente. Cada vez que tengáis sed o hambre, bebed un vaso de la mezcla. Y seguid durmiendo. Procurad durante esta jornada no tomar pastillas que no sean imprescindibles (tranquilizantes, vitaminas, antiansiolíticos, estimulantes, etc.). Por supuesto no prescindáis de las necesarias: Sintrom, medicinas para la diabetes o autoinmunizantes...

Acabad todo el brebaje y procurad dormir hasta el día siguiente. Ya sabéis: cuanto más se duerme más se quiere... Os levantareis hambrientos. Eslsegundo día podeis desayunar un te con queso de Burgos y una pieza de fruta. A partir de ese momento, podeis volver a vuestras comidas tradicionales (siempre que no tengan grasas). Sería bueno un flilete a la plancha, un pescado al horno o al microondas, un huevo duro o en tortilla o una pechuga de pollo a la plancha. Dejad transcurrir al menos 4 horas entre el desayuno y la comida.

Y os sentiréis como nuevos, más ligeros con un par de kilos de menos y el organismo totalmente limpio de toxinas. Pero no tomeis esta situación como pretexto para volver a cargar el cuerpo de grasas y alcohol. Os aconsejo que continueis tomando una infusión de manzanilla, poleo o boldo después de las comidas, durante unos días, olvidando el café o el té.

Y es un primer paso muy apropiado para empezar una dieta de adelgazamiento.


Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal