el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

CURIOSIDADES DE LA HISTORIA



 

Aguardiente para un rey agonizante.


Carlos II, el rey a quien el vulgo apodó "El Hechizado", enfermó joven sin tener descendencia. Su muerte acabó con la casa de Austria en el trono español y abrió la puerta a los Borbones. De hecho, en su lecho de muerte fue obligado por el cardenal Portocarrero a firmar la designación del francés Felipe d'Anjou, hijo de su hermana María Teresa y de Luis XIV de Francia, como heredero del trono español.

Mientras tanto, durante su enfermedad se le aplicaron absurdos remedios para lograr su curación. Entre otros, las reliquias de San Isidro en su lecho, suponemos que conveniente tapadas...Y sobre su cabeza, palomas muertas, entrañas calientes de cordero sobre su vientre y... grandes ingestiones de aguardiente que, seguramente, le ayudaron a soportar tan asquerosa tabarra.


El pobre Carlos II acabó muriendo de epilepsia. No sabemos si la enfermedad se aceleró por culpa de tanta mojama y casquería sobre su cuerpo o agravado por las grandes ingestas de aguardiente.


(A la mesa con los Reyes de España.- E. González Sevilla.- Temas de Hoy)


Etiquetas: , , ,

10 comentarios:

Blogger Olivier Franconetti Benamor ha dicho...

Vale!

23 de diciembre de 2009, 0:05  
Blogger meg ha dicho...

Así lo cuenta la historia, Olivier. Yo ni entro ni salgo, sólo planteo la duda. ¿Enfermedad, asco, Alcoholismo?.

Saludos.

23 de diciembre de 2009, 1:44  
Anonymous despe ha dicho...

probablemente algo en el higado por la ingesta de alcohol, que cosas nos enseña la historia verdad? gracias por los datos bien curiosos.
saludos

23 de diciembre de 2009, 3:08  
Blogger meg ha dicho...

Despe, que era un rey enfermizo y epiléptico, está demostrado. ¿Por qué murió?. Vete a saber, yo aputno las tres hipótesis... Feliz Navidad, Despe y un saludo

23 de diciembre de 2009, 3:27  
Blogger Nerea ha dicho...

Pobrecillo, la verdad es que le paso de todo, si que estaba muy pachucho el hombre y le hacian cualquier perreria con tal de "curarle" o eso decian. Pobre. ¡¡Saludos y Feliz Navidad, meg a ti ya a todos!!

23 de diciembre de 2009, 9:13  
Anonymous Elisa ha dicho...

Cuál será la verdad para el pobre Carlos...
Cariños Meg.
Elisa

23 de diciembre de 2009, 13:11  
Blogger meg ha dicho...

Nerea,m perrerías les hacían los físicos (o médicos de la época), convencidos de que eran lumbreras de la sanación. Y mira cómo actuaban. En fin, así se han ido muchos personajes de la Historia. Gracias a sus médicos.

23 de diciembre de 2009, 14:19  
Blogger meg ha dicho...

De pobre nada. Que era un monarca inútil y débil, que dejó la gobernación en manos de sus validos. Y ¿la verdad?. Vete a saber.

23 de diciembre de 2009, 14:20  
Blogger ANRAFERA ha dicho...

Buen artículo. Gracias por exponerlo. Saludos.
FELIZ NAVIDAD

25 de diciembre de 2009, 23:33  
Blogger meg ha dicho...

Gracias por tus piropos Anra. Feliz año nuevo y un beso.

26 de diciembre de 2009, 2:06  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal