el fogon de meg

La cocina donde se elaboran las artes culinarias, la Historia, la medicina, los alimentos, las escuelas gastronómicas, y, por supuesto, las "fórmulas magistrales". O sea, las recetas.

lunes, 4 de enero de 2010

ALIMENTACION Y SALUD




¡ HAY QUE ELIMINAR LA BASURA!...


   Durante estos días de Navidad el exceso de comida y alcohol  ha rebasado, entre un 30 y un 40 %, nuestras necesidades nutricionales diarias. Ahora volvemos a nuestra alimentación cotidiana, generalmente sana y mediterránea,  pero con un higado sobrecargado de grasas y alcohol. Vamos, pues, a eliminar la basura que contiene con una dieta desintoxicante que apenas durará unos días.


LAS FUNCIONES DEL HIGADO.
   Son cinco las fundamentales:  Actividad circulatoria, al filtrar la sangre procedente del intestino depurándola. (O sea, se queda con las toxinas "colando" la sangre). Actividad secretora y excretora, produciendo bilis para facilitar la digestión de las grasas,  permitir la absorción de  vitaminas, metabolizar el colesterol y transportar la inmunoglobulina a la mucosa intestinal. Actividad metabólica, que convierte en los carbohidratos y proteínas en grasas. Actividad protectora y desintoxicante a través de las células llamadas de "Kupffer", que fagocitan parásitos, virus, bacterias y macromoléculas por lo que constituye una barrera para las toxinas y microorganismos del intestino. Finalmente, actividad hematológica, produciendo sangre en algunos momentos de nuestra vida. Además produce fibrinógeno, protombina y heparina, fundamentales para la coagulación de la sangre. Si no nos decidimos a cuidar nuestro hígado, depurándolo de vez en cuando sentiremos fatiga, caída del cabello, uñas quebradizas, pérdida de apetito, astenia, decaímiento, insomnio, falta de energía en general. Nuestro hígado, en estos casos, está pidiendo socorro.


¿QUÉ HACER PARA DESTINTOXICARLO?
    Pues lo más recomendable es consumir frutas frescas en el desayuno o como sustitutivo de la cena. Tomar verduras crudas en ensaladas o cocinadas con poca sal. Las más efectivas son la alcachofa, el cardo, la cebolla, la berenjena, la escarola, los rábanos y la endivia. La acción depurativa y desintoxicante de las ensaladas se debe al alto contenido de agua, potasio, aceites esenciales y al bajo contenido de sodio.  Además ayuda a eliminar el exceso de líquidos. Consumir aceite de oliva moderadamente y lecitina de soja, para evitar que la grasa se deposite en el hígado.  Cereales integrales, que aportan vitaminas del grupo B, achicoria que facilita el vaciamiento de loa vesícula y  mucha agua filtrada o embotellada. Si vive en una urbe grande sirve la del grifo, que está suficientemente depurada.


   Y conviene evitar  el consumo de productos refinados como la pastelería, la carne roja, los lácteos o derivados; reducir la cantidad de alimentos; hacer leve ejercicio físico, dormir más horas de las habituales para reparar la falta de sueño y descansar el organismo bajo mínimos, y, por supuesto, no ingerir alcohol en estos días y evitar lo posible el consumo  de tabaco.

   Por la orina se acabarán  eliminando las sustancias de deshecho,  convertidas en ácido úrico, urea, y otras toxinas.  Durante la etapa de intoxicación, la lengua tiene una gruesa capa amarillenta y espesa de saburra (según los elementos que se eliminan por la respiración) Y cuando la desintoxicación se ha producido, la lengua recupera su color sonrosado y la capa de la lengua es blanca y fina otra vez. Antes de la desintoxicación, el aliento es fétido y cuando se ha logrado la desintoxicación, vuelve a ser fresco y limpio. La orina con toxcinas es más oscura y densa, con fuerte olor. Al final de la depuración vuelve a ser clara como siempre.  Las heces son también más oscuras concentradas y abundantes, volviendo a su color y textura normales una vez depurado el organismo.

  Para acelerar  la depuración podemos ayudarnos con algunas hierbas medicinales, como el cardo mariano, la alcachofa -cuyo componente llamado cinarina es capaz de proteger el hígado por sus propiedades antioxidantes- o el diente de león  que también protege la vesícula y ayuda a drenar el hígado.

  Y no hace falta machacarse en el gimnasio estos días, para eliminar las toxinas del organismo,  pero sí prolongar más los paseos habituales. Nada más.


 (Dibujo superior: tragedias.lacoctelera.net. Dibujo inferior. fotoseearch.com)) 

Etiquetas: , ,

15 comentarios:

Anonymous keko ha dicho...

ue buena entrada sbre tdo e estas fechas en las que más de 1 (me ncluy hemos hecho nustros excsos. Hbaer si el footing cae este año,es uno de mis propósitos este ao, ah! y dejar la cerbecita, jeje lo veo difícil^^

4 de enero de 2010, 1:18  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy útil todo, intentaré ponerlo en práctica.Feliz año
www.nadiesdesmesurado.blogspot.com

4 de enero de 2010, 1:18  
Blogger Tarquin Winot ha dicho...

Entrada muuuuuuuuy necesaria para servidor, al que sólo le ha faltado este año comerse un borrico por las patas. Un rosconcito y me pongo a ello.

Besos

4 de enero de 2010, 6:46  
Blogger Nela ha dicho...

Hola meg, Feloz Año Nuevo, aunqeu con retraso.
Gracias por tus consejos, porque la verdad, en lo que a mí respecta, me hacen mucha falta, porque yo más que comer mucho en estas fiesta, lo que hago es malcomer, porque entre que si pruebo la comida, que si la copita de vino, mientras pongo la mesa, que si un poco de picoteo, al final no he comido casi nada y claro al rato me entra hambre y ala a picar de neuvo de aquí y de allí.
Gran posto, un beso
Nela

4 de enero de 2010, 12:08  
Blogger meg ha dicho...

Keko, lo de dejar la cervecita me parece lo más difícil. Pero siempre hay por dónde empezar. Suerte y un abrazo.

4 de enero de 2010, 15:23  
Blogger meg ha dicho...

Desmesurado, ponte a ello y estarás en forma en 20 días. UN saludo.

4 de enero de 2010, 15:23  
Blogger meg ha dicho...

Señor Winnot, espere Vd. a que pase Reyes y disfrute Vd. del bendito y exquiisito roscón, y a partir del dia 7 que nos quiten lo bailado... ¿No le parece bien?... Besos y feliz año, señor Winnot, que me alegra volver a tenerle aquí.

4 de enero de 2010, 15:24  
Blogger meg ha dicho...

Muchas gracias >Nela. Lo que te pasa a tí es lo que nos pasa a todos. Así que yo ahora me veo hinchada como esa abuela disfrazada y peligrosa del cine, y con fatiga al andar. Así que a depurar que el cuerpo lo está pidiendo a gritos. Besos, Nela, y feliz< día.

4 de enero de 2010, 15:26  
Blogger obiwan1977 ha dicho...

Genial, todos a desintoxicarse que nos hace falta.

Un saludo.

4 de enero de 2010, 16:34  
Blogger meg ha dicho...

Maestro Obiwan, yo esperaría pacientemente hasta pasado mañana, para poder degustar por última vez este año la exquisitez del Roscon. Y luego... ¡¡a depurarnos todos!!. Vamos a pasar una primavera sanísima y jovencísima...

4 de enero de 2010, 18:54  
Blogger ANRAFERA ha dicho...

Estupendo artículo. Gracias. Saludos

4 de enero de 2010, 21:55  
Blogger meg ha dicho...

De nada, don Ramon. Me alegro de que le interese. Feliz noche y un abrazo.

5 de enero de 2010, 1:23  
Anonymous Viajes ha dicho...

La verdad es que es bastante interesante el articulo, ademas, seguro que si pones en practica los consejos que das por aqui, el riñon te lo agradezca, y mas en estas fechas que lo atiborramos tantisimo! Creo que pondre en practica unos cuantos consejos, a ver si me funcionan, ya os contare!

6 de enero de 2010, 16:44  
Blogger meg ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

6 de enero de 2010, 19:24  
Blogger meg ha dicho...

Eso espero, Viajes. Que luego nos digas si te encuentras mejor después de la depuración. Te digo de verdad que funciona, y nos viene muy bien.
Gracias por tu visita y saludos.

Por cierto, Viajes, ¿cómo puedo ponerme en contacto con vosotros?, porque en vuestra web no tenéis direccion de correo ni post para comentar.

Saludos de nuevo

6 de enero de 2010, 19:44  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal